Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El rumbo de la nueva época

El rumbo de la nueva época señala con elocuencia la necesidad de un cambio: Cambio de rumbo, de hombres, de normas y de sistemas.

El rumbo de la nueva época señala con elocuencia la necesidad de un cambio: Cambio de rumbo, de hombres, de normas y de sistemas.

Nuestro país ha venido dando tumbos que sólo los podrá revertir el verdadero cambio. El Movimiento por el cambio ha crecido y seguirá creciendo. Ricardo Martinelli encarna ese cambio que surge como consecuencia de una necesidad impostergable.

Es una fuerza de atracción producto de velocidades centrípetas irreversibles que han atraído a las masas humanas de la Nación para que no se desprendan jamás del centro gravitatorio del Movimiento por el Cambio.

Los últimos cinco años constituyen los más aciagos momentos vividos por el país, solamente comparables con el viernes negro, exilios, crímenes, atracos al Erario Público, desaciertos administrativos, envenenamientos, desempleo, inseguridad, etc.

Hay que rescatar a Panamá y decir basta ya al continuismo, a la corrupción, etc. Debemos rescatar a Panamá de ese ostracismo moral, político y social al que lo han sumido los forajidos amamantados al socaire de la narcodictadura.

Ricardo Martinelli representa esa fuerza centrífuga del Movimiento por el Cambio. Ya era tiempo de ese cambio. La atracción que genera esa fuerza centrífuga sobre las grandes mazas de nuestra población evidencia la fortaleza de sus ideas, la de sus aliados que han apoyado con acrisolada decisión este gran movimiento y han incorporado nuevas luces con lo que con su enriquecimiento casi alcanza la perfección. Las diferencias que pudieron existir han quedado atrás, porque es el pueblo el que clamaba por la unidad que ya se ha dado y que hoy en hora pronta están conjugando esfuerzos para servir al pueblo con intenciones bienhechoras.

Masas irredentas de septuagenarios lograrán al fin que el Estado vuelva la mirada hacia ellos al obtener una pensión de cien balboas, con la que podrán tener una vejez más tranquila. Se trata de aquellas personas que han trabajado toda su vida y por las circunstancias del sistema no han podido lograr una pensión. El Movimiento por el Cambio hará efectiva la promesa como un acto de verdadera justicia. Así como esta innovación en el sistema de seguridad social, el Plan de Gobierno constituye una pieza formidable de cambios en distintas direcciones y de disímiles maneras.

Panameños, el Movimiento por el Cambio, va, lo reclama la Nación entera, lo reclama el pueblo irredento y olvidado por tantos gobiernos, y lo ofrece Ricardo Martinelli con la visión clara del estadista y de su compañero de nómina Juan Carlos Varela, no menos visionario y bien intencionado.

Panameños, por primera vez se logra una unidad monolítica en la oposición, la Nómina Martinelli—Varela ha hecho posible esta quimera, somos una sola conciencia, una sola voluntad, un solo pensamiento. El verdadero cambio.

-El autor es empresario.juramor777@hotmail.com