Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Una oposición que demuestra pánico

Desde pequeños nos han enseñado que a los árboles de guarumo, no se le lanzan piedras. Allí no hay nada que represente gastar el esfuerz...

Desde pequeños nos han enseñado que a los árboles de guarumo, no se le lanzan piedras. Allí no hay nada que represente gastar el esfuerzo, sólo los frutales dan cosecha. Viene esto a colación a raíz de la andanada de golpes que han emprendido los que demuestran, a estas alturas del partido, un miedo total, absoluto, y permanente a la candidatura de Roberto Velásquez Abood.

Cuando desde el mismo laboratorio de infundios en el que se ha tratado de descalificar a Balbina Herrera, por la fuerza arrolladora que presenta a estas alturas de la contienda electoral su figura, se han fabricado denuncias sin sustentación y bolas cuadradas, para detener el avance Velásquez Abood.

Ese laboratorio todos sabemos quién lo dirige, financia y maneja. Esos cerebros a disposición de buenos emolumentos y convencidos de que podrán ocupar alguna que otra entidad pública en un supuesto gobierno, de quien intenta comprar la Presidencia a punta de su chequera, para alimentar un egocentrismo que raya en lo enfermizo.

El inquilino de La Picota dijo en dos oportunidades que entregó $6 millones en efectivo a Roberto Velásquez Arango, padre del candidato a la Alcaldía capitalina, generando con ello el inicio del montaje siniestro para minimizar su fuera política. Después los destituidos del SPI hablan de otras cifras y reafirman lo que el propio candidato ha señalado, que sí se reunió en dos ocasiones con el encausado en varios países, cuando sus actividades estaban centradas en lo legal e incluso amparadas por todos los organismos de seguridad, económicos y morales del país.

Pese a que nadie observó el contenido del supuesto maletín —si es que en verdad existió—, otro extranjero, acusa a los Velásquez Abood —obviando que el acusador debe presentar las pruebas— para desbancar —a juicio de quienes le han dado el libreto— la aceptación popular del candidato del PRD.

No hay que ser muy inteligente para escuchar que los comentarios en los cafés y corrillos políticos señalan a quienes permanecen tras bastidores en todo el montaje contra los Velásquez, que son los mismos que aparecen al frente del laboratorio de guerra sicológica y de baja intensidad que han montado los jefes de la campaña de oposición, tratando de convencer con argumentos no sustentables a un electorado que ya escogió para la Presidencia a Balbina Herrera, y para la Alcaldía del distrito capital, a Roberto Velásquez Abood.

-El autor es periodista.erluga@cwpanama.net