Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Legitimidad del voto de protesta

Se acerca el final de las elecciones más escandalosas de la historia panameña. Muchos ciudadanos se preguntan cómo votar el 3 de mayo. E...

Se acerca el final de las elecciones más escandalosas de la historia panameña. Muchos ciudadanos se preguntan cómo votar el 3 de mayo. Entre 10 y 20% de los votantes, según las encuestas, ha “mirado a la cara” a Endara, y le dice que no; opina que Balbina es “más de lo mismo”; y no cree en la publicidad engañosa de Martinelli, que no es el “verdadero cambio”.

Probablemente muchos más hubieran preferido elegir entre otros candidatos. Nunca sabremos cuántos hubieran depositado su voto por un candidato como el Prof. Juan Jované, si el sistema electoral panameño fuera democrático. Incluso muchos de los que votarán por alguno de los postulados.

A todas esas personas que no han mordido el anzuelo de las falsas promesas de los actuales candidatos, a todas esas personas que comprenden que el Tribunal Electoral juega con reglas sucias para sostener a la partidocracia, a todos aquellos ciudadanas y ciudadanos decentes e inteligentes que comprenden que estamos ante una farsa, les exhortamos a depositar un voto de protesta.

No se quede en casa, sentemos un precedente moral. Si está decepcionado con lo que ve, obligue a las instituciones del país a cambiar, expréselo con un voto de protesta: rayando la papeleta con el hombre de Juan Jované (para indicarle al Tribunal Electoral que falta un candidato que ellos inconstitucionalmente impidieron participar) o vote en blanco.

No crea que el voto nulo o en blanco se lo regalan al oficialismo. Ese voto se cuenta y se consigna en las actas. Y cuantos más haya en las urnas el mensaje será más claro y su voz será escuchada. Estas elecciones no se tratan de votar por “el menos malo”. Todos son peores. Recuerde que esa lógica llevó al poder a Endara, a Pérez Balladares, a Moscoso y a Martín, para luego incumplir sus promesas. Ya basta. Exijamos un alto a la manipulación. No nos engañemos. Salga quien salga electo, el próximo 3 de mayo, los problemas del país, al igual que los suyos, continuarán iguales, porque ninguno de los tres tiene propuestas de fondo para que el país verdaderamente cambie. Los tres son más de lo mismo: son millonarios que gobernarán para los millonarios. Lea sus programas y verá que están comprometidos con las privatizaciones y los banqueros.

Al ciudadano decente, a los dirigentes del movimiento popular, a los sindicalistas, los intelectuales y estudiantes les decimos: la tarea por construir la fuerza política del verdadero cambio a favor del pueblo está por hacerse. Esa es la responsabilidad que tenemos en este quinquenio. Empecemos el 3 de mayo diciéndoles no a los tres candidatos presidenciales de la partidocracia, emitamos un voto de protesta, blanco o nulo.

-El autor es sociólogo.olmedobeluche@hotmail.com