Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El desarrollo social y las tareas del próximo gobierno

Lograr el desarrollo social de un país no es una tarea de cinco años ni mucho menos puede resolverse con fórmulas mágicas.

Lograr el desarrollo social de un país no es una tarea de cinco años ni mucho menos puede resolverse con fórmulas mágicas.

Se trata del compromiso de sumar a todos los sectores de la sociedad en la definición y ejecución de una política de Estado que nos permita seguir un rumbo hacia la meta y no empezar de cero cada cinco años.

Las verdaderas claves para que más de la mitad de los panameños que viven en pobreza y pobreza extrema tengan la oportunidad de insertarse al desarrollo nacional son la continuidad y el mejoramiento de los programas y no su cambio despiadado.

Este gobierno, con la creación del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), inició la construcción de una nueva institucionalidad social que remplaza las acciones asistencialistas, por el impulso de programas dirigidos al combate a la pobreza y la inclusión social dentro de un sistema de protección social.

Así surgieron la Red de Oportunidades, el Programa de Alfabetización, las Redes Territoriales y el Centro de Orientación y Atención Integral COAI, por mencionar algunos, en los que la apuesta es al desarrollo del capital humano y social para que los beneficiarios cuenten con las herramientas para generar las puertas de salida de la pobreza.

El próximo Gobierno contará con esta plataforma y con el testimonio de los miles de panameños que forman parte de este sistema de protección. Le corresponderá a los nuevos gobernantes mejorar los programas que ahora existen y afinar la articulación entre las instituciones responsables de apoyar en la tarea de mejorar la calidad de los servicios para nuestra gente más necesitada.

No le den la espalda a la gente que históricamente ha sido olvidada y que merece seguir contando con programas dirigidos a reforzar sus capacidades; a que sus hijos culminen sus estudios; a recibir servicios de salud de calidad; a aprender a leer y escribir; a desarrollar su liderazgo; a trabajar en conjunto en la solución de sus problemas; a recibir orientación y atención, es decir, a vivir en el marco de la justicia social.

Reforzar estos programas y complementar con otros programas en esa dirección, es la tarea del nuevo Gobierno que inicia el 1 de julio de 2009, que tendrá la oportunidad de demostrar que realmente pondría a las personas en el centro de sus acciones, con la convicción de que por derecho merecen vivir en un país de igualdad y equidad.

Ya tienen un camino iniciado que tantos años nos costó a los panameños y panameñas construir y cuyos resultados ya son palpables en la mejora de la calidad de vida de nuestros compatriotas.

Su reto ahora es mejorarlo.

-La autora es periodista y directora de Prensa del MIDES.dsantamaria@mides.gob.pa