Temas Especiales

06 de Jul de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Un ejemplo de superación

He escuchado a muchas personas decir “no puedo”, incluso alguna vez he escuchado una voz muy conocida diciendo lo mismo, pero al mirarme...

He escuchado a muchas personas decir “no puedo”, incluso alguna vez he escuchado una voz muy conocida diciendo lo mismo, pero al mirarme al espejo me reprocho la cobardía o la pereza, según sea el caso.

La generalidad de los seres humanos solemos ponernos barreras mentales a muchos de nuestros sueños, por eso nunca los convertimos en proyectos realizables; sin embargo, hay quienes se convierten en personas excepcionales, pues, aún teniendo barreras reales, se pasan sobre ellas, o a través de ellas, y dicen “yo quiero, yo puedo”.

Un digno ejemplo de estas personas lo conocí hace unos meses, a través de un artículo que me envió una colaboradora de este medio. Y.. enseguida “ese chico me robó el corazón”. Una admiración de lo más pura me movió hacia él, la cual se ha visto fortalecida por el cariño y el respeto, mediante el trato con él y sus padres.

Diego Lombana Franceschi es conocido hace mucho y, hoy diputado suplente, es, a sus pocos 23 años, autor de una historia de vida extraordinaria que ha escrito desde muy pequeño, con una realidad —sordera profunda— que él ha convertido en “sólo una condición” con la que debe vivir, pero no se deja vencer por ella.

Este estudiante de Ingeniería Informática, por graduarse en agosto próximo, tiene muchos planes a futuro. Uno de los principales, el representar de manera efectiva a las personas con discapacidad, para que tengan presencia; que se les tome en cuenta; que se termine con los prejuicios que puedan afectar su participación en la sociedad, como personas que pueden aportar al desarrollo del país en todos los sectores.

Diego es un ejemplo de superación para todos, especialmente para lo jóvenes. Y es, también, un ejemplo de lo que pueden lograr los padres y madres cuando, con amor y conscientes de su responsabilidad con su familia, apoyan a sus hijos e hijas en la conquista de sus sueños, sin importar lo difíciles o imposibles que puedan parecer. Diego ha iniciado ya un nuevo capítulo de su vida, de seguro exitoso.

-La autora es periodista.dehubbard.castillo@gmail.com