25 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Incongruencias en universidades católicas

Podríamos ver un mensaje subliminal en el repudiado escándalo provocado por la invitación del rector de la universidad católica norteame...

Podríamos ver un mensaje subliminal en el repudiado escándalo provocado por la invitación del rector de la universidad católica norteamericana de Notre Dame (Nuestra Señora), padre John Jenkins, al presidente Barack Obama para honrarlo públicamente, pese a las numerosas protestas de docentes, estudiantes y egresados y, sobre todo, de las unánimes advertencias en contrario de los obispos del país; protestas y advertencias que Jenkins desatendió.

Obama, es reconocido como el presidente antivida y antifamilia más radical en la historia de EUA. Ello, por su firme apoyo al aborto, el rechazo a la objeción de conciencia, el respaldo a las versiones mortales en la investigación con embriones, y el apoyo a la equiparación del matrimonio a las uniones homosexuales. Sin embargo, además del rector, estudiantes y docentes, ovacionaron de pie al promotor de la cultura de muerte.

Si este episodio merece atención, piénsese en las dimensiones que adquiere el mensaje cuando recordamos el ofensivo incidente de hace algunos meses, en la universidad romana La Sapienza, (fundada por la iglesia), cuando el Papa, Benedicto XVI, se abstuvo de dictar una conferencia solicitada, debido a las amenazas de un grupo de estudiantes y docentes fanáticos. (Zenit, ACI, 04-01-08).

Y, para llamarnos más la atención hacia el mensaje emanado de estas situaciones, a los pocos días del lamentable espectáculo de Notre Dame, en otro estado de la Unión, y en la también católica Trinity University, su presidenta, la doctora Patricia McGuire, elogió el gesto soberbio del rector de la Notre Dame, y calificó de “inquisidores” a quienes lo criticaron, incluidos bajo este ofensivo término a los más de 70 obispos que expresaron su ilustrada opinión como pastores de la iglesia. No le bastó a la señora con esta torpeza, sino que, además, presentó ante los alumnos a dos conocidas egresadas de esa universidad: las encumbradas figuras políticas Nancy Pelosi y Kathleen Sebelius, a quienes llamó “buenos ejemplos de la educación ofrecida por la universidad católica”, por (CNA, 19-05-09). Pudieron ser ambas “buenos ejemplos” 14 años antes, cuando estudiaban allí; pero no hoy día, pues tanto Pelosi como Sebelius constituyen más bien “malos ejemplos”, por la radical posición antivida que sostienen como figuras políticas.

El arzobispo de Denver, Charles Chaput (CNA /18-05-09) culpó al rector Jenkins de “traicionar los verdaderos y originales objetivos de la educación superior católica”, y añadió que Jenkins.. ha hecho un pobre servicio a la Iglesia”.

El arzobispo de Washington, DC, Donald W. Wuerl, (CNA /16-05-09) advirtió claramente que “Las instituciones que están organizadas como católicas y que sirven su ministerio como parte de la iglesia, y en nombre de la iglesia no son independientes de la iglesia”.

Puede preguntarse uno, con George Weigel(Nacional Review on line/ 19-05-09), “¿a cuál iglesia pertenece la universidad de Notre Dame?”, y ¿a cuál pertenecen la Trinity, y otras universidades? ¿En manos de quiénes están?

En el argot deportivo, podemos decir que Obama metió un golazo de cabeza: dividió a los católicos en un tema de moral, aprovechó la idiocia del rector y se afianzó como líder de la corriente liberal católica, cuyos miembros desconocen el magisterio de los obispos en materia de fe y moral. Y el juego apenas comienza. ¿Hay algún mensaje?

-El autor es comunicador social.miguelespinop@hotmail.com