Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Caridad en la verdad

En la línea de encíclicas sociales que han hecho tradición en la Iglesia Católica, el Papa Benedicto XVI nos trae ahora este documento f...

En la línea de encíclicas sociales que han hecho tradición en la Iglesia Católica, el Papa Benedicto XVI nos trae ahora este documento fruto de su reflexión humana y espiritual, en lo económico y social, “Caritas in veritate” para iluminar al mundo de hoy.

El Papa nos recuerda que caritas significa “amor” y es, en sus palabras, una dinámica que empuja al hombre al compromiso con la justicia y la paz. Puesto que Dios es el Amor y la Verdad absoluta, el cumplimiento de su plan en nosotros nos lleva a descubrir Su verdad y a amar como el Señor a los demás. El Papa reafirma también que la caridad —repito, el “amor”— “es la vía maestra de la doctrina social”, es, como diría Jesús “la síntesis de toda la ley”.

Me llaman la atención estas palabras del Pontífice Romano. Ella (la caridad) “ da la verdadera sustancia a la relación personal con Dios y con el prójimo; no es solo el principio de las microrrelaciones, como en las amistades, la familia, el pequeño grupo, sino también el de las macrorrelaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas ”. Y aquí es donde se ve el sentido de toda la acción social del hombre. Todo por los demás, todo por amor. No se trata solo de la caridad menesterosa tan frecuentemente traída y que no sirve de nada si no se da por amor. Se trata de la raíz que nutre esa y cualquier otra acción por los demás, el sentimiento de amor que se desborda por nuestros hermanos y debe empujarnos a pueblos y gobiernos en nuestras relaciones económicas y sociales.

De ella, de la caridad, dijo el Papa que nace la doctrina social de la Iglesia, la cual es “la verdad del amor de Cristo en la acción moral”. Con estas palabras por norte puede entenderse por qué la acción social, de gobierno y de justicia requiere de principios morales. Los problemas sociales —podemos entonces colegir— han nacido del olvido del otro, de la moralidad, de la verdad de Cristo (de Dios) sobre el hombre. Teniendo esto en cuenta, el Papa inicia sus aportes y reflexiones que todo hombre de buena voluntad debe leer.

*Filósofo e historiadorjordi1427@yahoo.com.mx