Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Décimo aniversario de Mohamed VI

Dos hechos sobresalientes marcaron las celebraciones del décimo aniversario de la coronación del rey Mohamed VI. Su decisión de avanzar ...

Dos hechos sobresalientes marcaron las celebraciones del décimo aniversario de la coronación del rey Mohamed VI. Su decisión de avanzar en el proceso de autonomía de las provincias del Sahara Occidental y el regreso a Marruecos de uno de los legendarios líderes del Frente Polisario. El monarca marroquí ha avanzado en estos 10 años en un modelo de reformas que ha abierto espacios de desarrollo económico, social y político. Parte de la población quisiera que las cosas caminaran más rápido. Pero lo que es indiscutible es que Marruecos se mueve. El año pasado, el país obtuvo un estatuto avanzado con la Unión Europea que le permitirá acceder libremente al mercado comunitario y dotar al país de infraestructuras viales, ferroviarias y portuarias sin comparación con el resto de África del norte.

En las celebraciones de su asunción al trono, el monarca anunció la puesta en marcha de un proceso de descentralización, que deberá comenzar por las provincias del sur, que conforman el Sahara Occidental. Creó una comisión consultiva que entregará cuanto antes una propuesta de regionalización avanzada para hacer del Sahara un modelo descentralizado, que consolide la gestión democrática de sus asuntos locales y lo habilite para asumir mayores responsabilidades.

Mohamed VI adelantó que Marruecos seguirá apoyando los esfuerzos desplegados por la ONU para alcanzar una solución política, consensuada y definitiva al diferendo regional en torno al Sahara, un conflicto que por más de tres décadas ha enfrentado a Rabat con el Frente Polisario y Argelia. La ONU, por su parte, anunció para la próxima semana el reinicio en Austria del proceso de negociaciones comenzado en el 2006 y que no ha alcanzado resultados en cuatro rondas anteriores. La ONU busca que las partes se sienten a la mesa sin condiciones previas y de buena fe para llegar a una solución política justa, duradera y mutualmente aceptable.

En ese contexto uno de los líderes históricos y fundador del Polisario, Ahmeddou Ould Souilem, regresó la semana pasada a Marruecos para respaldar la concreción de la autonomía en las provincias del sur, que —como resaltó en declaraciones públicas— responde a una necesidad real y apremiante de los saharauíes, porque ofrece la mejor solución a la cuestión del Sahara.

Aseguró que en el seno del Polisario existe inestabilidad y desesperanza y calificó como catastróficas las condiciones de unos 80,000 refugiados que sobreviven en campamentos en territorio argelino. Recalcó que Argelia y el Polisario no tienen interés en contribuir a un arreglo definitivo. La prolongación del conflicto, opinó, sirve al consumo interno de sus dirigentes que se benefician al mantener la situación actual.

Ould Souilem, como cheik de la tribu Ouled Dlim, una de las más prominentes del Sahara, ocupó hasta su regreso a Marruecos el cargo de ministro consejero. Ha sido miembro del Comité de Relaciones Exteriores y representante del Polisario en Angola, Guinea-Bissau, Irán, Mauritania y Panamá.

El paso trascendental dado por Ould Souilem, sin duda, será seguido por otros líderes del Polisario, que irán definiendo sus posiciones ante la renovada decisión de Mohamed VI de avanzar en la autonomía del Sahara.

-El autor es periodista.d_olaciregui@hotmail.com