Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Tempestades políticas de la oposición

Dentro del panorama político, posterior a las elecciones, las tempestades, más que bajar, han llegado al punto de anuncio de tormentas c...

Dentro del panorama político, posterior a las elecciones, las tempestades, más que bajar, han llegado al punto de anuncio de tormentas con huracanes incluidos. Por un lado sectores de la nueva oposición se baten en una lucha interna, que dejará más de una baja y autoexilios políticos, que de alguna u otra manera no se hubiesen visto con un resultado diferente en las elecciones de mayo pasado.

El PRD se bate internamente por una lucha de doble moral, algunos actores atacan sin piedad buscando el crédito o mérito perdido, pero por detrás dejan una estela de duda sobre su honorabilidad y sobre todo sobre sus actuaciones en el poder. Epidermis muy sensibles, hacen que algunos agredan verbalmente a otros, incluso se atreven hasta a manotear a ex amigos, con claras intenciones de sembrar miedo.

Para nadie es desconocido que todos pelean el liderazgo del partido más grande de oposición, tiene cada uno sus cuentas pendientes con diversos sectores de la sociedad —llámese la ciudadanía, los tribunales, fiscalías— y por ende la justicia misma, de la cual se han burlado por mucho tiempo.

Con cortes y tribunales, muchas veces comprados y con deudas pendientes por favores recibidos, la ciudadanía observa cómo, en una guerra de supuestos hermanos, cada uno va con puñal en mano, en busca de su presa. ¿A qué precio? Al que sea, la idea es hacer de un liderazgo escaso y desvanecido, su carta de presentación. Lastimosamente, para las masas que componen la oposición, solo ven más de lo mismo y de los mismos, ninguno con una clara intención de inmolarse, en un acto de contrición político moderno, que le dé alguna credibilidad a sus actos.

Por suerte son pocos los que han creído en sus cantos, pues, más que eso, son aullidos de lobos hambrientos de llegar al poder nuevamente, para seguir desencantando a la sociedad, que harta de ese sistema dio paso a un cambio, que, si bien recién empieza, busca desencadenar una serie de resultados en diferentes ámbitos, que nunca se hubiesen dado si hubiésemos seguido con más de lo mismo.

El llamado en estos momentos es a las autoridades, para que no les tiemble las manos para aplicar la justicia y hacer los correctivos necesarios. Es el momento preciso, cuando los que adversan los nuevos proyectos se alimentan de sus semejantes, en busca de su propio provecho o interés.

Vemos cómo hay fallos de la Corte, a veces políticos, que se contradicen con actuaciones realizadas antes por ellos mismo, lo que indica que buscan el aplauso ciudadano a costillas de sus propios pronunciamientos anteriores, dando la sensación de desesperación y busca de acomodo dentro del nuevo modelo de gobierno, implementado por Martinelli.

*Abogado.roberto_ruiz_diaz@yahoo.es