Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Paso a la infidelidad

Sentado en una cafetería de la localidad leía los diarios en compañía de un buen café, en ese momento entró una pareja con dos niños. El...

Sentado en una cafetería de la localidad leía los diarios en compañía de un buen café, en ese momento entró una pareja con dos niños. El hombre, quien asumo era el esposo, se proyectaba como un profesional y actitud conservadora, la señora parecía ser algo más joven, aunque con tantas cremas y tratamientos quién sabe.

Se sentaron juntos casi frente a mí (noroeste), la señora empezaba a acariciar su cabello y mirar de forma nada normal a este servidor; no disimulaba nada, al punto que me incomodó tanto que tomé los diarios y el café y me retiré. En realidad tenía una mezcla de incomodidad y disgusto.

¿Como esta dama cuántas habrá?, ¿pensarán que todos los hombres estamos interesados en tener una experiencia de Latin-Lover?, ¿la dama en mención no pensaba en su familia que estaba junto a ella?

Siempre he dicho que si no estás a gusto en algo o con alguien es mejor decirlo y al final decidir lo correcto. Cada quien es dueño de su destino y preso de sus decisiones, pero se debe controlar todo tipo de manifestación que puede afectar a gente que nos rodea, en este caso esta dama será otra historia más como muchas, si no ha sido infiel está dando grandes pasos hacia ese objetivo.

Quizás simplemente se acabó la llama que la mantenía con su pareja, puede ser que el tedio de administrarse entre el esposo, hijos y demás la hace pensar que algo fuera puede eliminar o mitigar el estrés. Un hombre tipo “casanova” le hubiese seguido el juego y en el descuido o coordinación de desvergüenza mutua se hubiesen intercambiado teléfonos, que al final serían el puente de satisfacciones y egos ensanchados.

En lo personal no me presto a estas cosas, soy una persona comprometida con el respeto y siempre con un axioma dentro de mí: “No hagas a nadie lo que no quieres que te hagan a ti” , agregando que no me gusta cargar con karmas negativos producto de decisiones emotivas.

La familia no es solo una foto en la sala del hogar o presumir un anillo de matrimonio por reconocimiento social, la familia es mucho más; si se cansa de la relación y es insostenible simplemente sea clara y decida lo correcto y evitando traumas innecesarios.

A los hombres un consejo, no hagan caso a este tipo de situaciones, si lo hacen con el esposo, al final lo harán con usted también, lo peor es que se contribuye a un desmoronamiento social y se aporta poco a la sinceridad. Es más sano decir: “sabes, ya no te quiero, arreglemos todo lo referente a lo nuestro e hijos y cada quien por su lado” , pero no con un compromiso encima.

Un amigo me dijo una vez: “oye, no hay nada de malo en ver el menú” y recuerdo haberle respondido: “sí, pero de tanto mirarlo caes en la tentación” ; por eso hago como dice mi amigo de Nazareth: “Si tu ojo izquierdo es razón de caer, sácalo”.

*Administrador de empresas.nino26880@gmail.com