Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Lo vi con mis propios ojos

Recientemente estuve en Caracas, Venezuela, participando en una reunión denominada “Foro de Emergencia sobre Libertad de Expresión”, con...

Recientemente estuve en Caracas, Venezuela, participando en una reunión denominada “Foro de Emergencia sobre Libertad de Expresión”, convocada por varias instituciones mundiales dedicadas a la defensa de lo que muchos llaman “la madre de todas las libertades”.

El Foro tenía el objetivo de analizar “ in situ ” la situación por la que atraviesan varios medios de comunicación radiales, televisivos y escritos. El panorama no podía ser más preocupante. El principal canal de televisión, RCTV, y 36 emisoras de radio han sido cerrados por el régimen Chavista.

El dueño de la revista Zeta y otros diarios más están amenazados por el solo hecho de criticar el modelo político del actual mandatario, el comandante Hugo Chávez Frías. Lo mismo ocurre con Globovisión, el canal de televisión más relevante del país.

Por todas estas razones fuimos convocados a Caracas y por las evidencias encontradas no me cabe la menor duda de que urge una movilización internacional para relatar lo que allí está sucediendo.

He tenido la oportunidad de viajar tres veces a Venezuela en los últimos 18 meses. La triste realidad por la que atraviesa ese otrora bello país da pena. Hay un altísimo nivel de inseguridad, las calles y la ciudad se ven sucias, noté más gente mendigando, un nivel de inflación descomunal (el peor de América Latina), altos índices de endeudamiento estatal, un desmesurado programa para comprar armas de guerra, cantidades de empresas nacionalizadas que se han vuelto improductivas e inoperantes. Como consecuencia, la moneda se ha devaluado. El supuesto Bolívar no es tan fuerte como lo llaman, en la calle se compra por dos veces más que el precio oficial. La comida (especialmente la leche, el café y la carne) empiezan a escasear, están proyectando serios apagones por la falta de generación eléctrica y el desempleo va en aumento como resultado de un panorama poco halagador en los principales sectores productivos del país, como lo son manufactura, construcción y el comercio. El sistema de salud ha colapsado. Los hospitales carecen de insumos y medicinas. De hecho se habla de que las asignaciones de divisas para el sector han disminuido en un 35%. El propio Chávez ha reconocido públicamente que más de 2000 módulos de “ Barrios Adentro ” están sin médicos y totalmente abandonados. Para los que no lo saben, “ Barrios Adentro ” es el sistema de salud manejado por los médicos cubanos. Y para colmo de males hay un descontento general por la creciente cantidad de presos políticos en el país.

Hoy, Venezuela se encuentra dividida entre los que aman la revolución bolivariana y a su líder y entre los que no se quieren dejar imponer un sistema comunista.

El nivel de descontento a lo interno es evidente. La popularidad del mandatario está disminuyendo y se percibe más gente criticando desde los diferentes componentes de la sociedad. Especialmente de los de la juventud y de los estudiantes. Y también se empiezan a sentir las críticas internacionales.

El propio Jimmy Carter, ex presidente de los Estados Unidos, manifestó recientemente estar “ decepcionado y preocupado por la inclinación de Chávez a consolidar todo el poder político de manera incremental en su oficina ”. Carter siente que Chávez y su revolución “ se han apartado de lo que era una oportunidad justa y honesta, hacia una dominación en aumento de su parte, que lo ha llevado a tener un gobierno más autoritario ”.

Al presidente Chávez pareciera no gustarle que lo critiquen. Se percibe un gobierno mediocre, plagado de improvisaciones y despilfarro. Es por ello que está persiguiendo a los medios de comunicación de Venezuela. Pareciera que le quieren ocultar la realidad a los ciudadanos. Todos los que no están con él reciben gratuitamente las más increíbles descalificaciones y amenazas públicas casi a diario.

En la Venezuela de hoy se vive de “ Patria, socialismo o muerte ”.

*Presidente del Forum de Periodismo por la Libertad de Expresión.jcorrea@laestrella.com.pa