Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Fundación de la ciudad de Santiago

Para precisar la fecha de fundación de la ciudad de Santiago, estudiosos e investigadores han tenido que acudir al fondo de este peculia...

Para precisar la fecha de fundación de la ciudad de Santiago, estudiosos e investigadores han tenido que acudir al fondo de este peculiar asunto, revisando las fuentes de primera mano en los Archivos Nacionales o extranjeros sobre este y otros temas concatenados a los hechos retrospectivos de la provincia.

En el pasado, se han lanzado meras suposiciones en torno a la fundación de Santiago, pero sin el sustento documental que respalde tales afirmaciones. No obstante, ya el Dr. Alberto Osorio en su obra “ Santiago de Veragua Colonial ”, de reciente publicación, manifiesta “ que en el manuscrito 2930 de la Biblioteca Nacional Madrileña, la ciudad de Santiago ya existía en 1621 (folio 159) ”. Este eslabón perdido, como en lo personal le he denominado, ha marcado cualquier cantidad de hipótesis por quienes hemos sido atraídos por el afán de llegar al fondo de este suceso histórico, talvez, con cierto calor emotivo.

Efectivamente, en el marco de la celebración del Congreso Internacional, “ Veragua: 500 años, pasado, presente y futuro ”, celebrado el 8 de junio de 2008, el cual tuve el honor de presidir; en hora buena, el historiador don Mario Molina, en la voluminosa obra de dos Tomos, “ Veragua: la Tierra de Colón y Urracá” , ofrece datos precisos para hablar con cierta propiedad de la fecha de fundación de la ciudad de Santiago.

En efecto, apunta Molina, que “ el cronista Juan Diez De La Calle en su obra “Colección de Documentos de la Historia Eclesiástica y Civil de América ”, precisa que “ la ciudad de Santiago de Veragua fue fundada el 23 de octubre de 1621 ”. El cronista hizo una relación donde da a conocer las ciudades y pueblos indígenas del reino de Tierra Firme. Otros testimonios acerca de la existencia de la ciudad de Santiago la vieja, como se llamó en documentos coetáneos que dan informes sobre su traslado en 1637, proceden de otras referencias y valiosos documentos inéditos, afirma Molina en su obra.

De manera que existen dos momentos bien definidos en las páginas de la historia de Santiago, que muy bien ha plasmado el amigo Molina: la ciudad de Santiago de Veragua la vieja de 23 de octubre de 1621 y la nueva de 1637.

Le corresponde a la municipalidad de Santiago valorar estas informaciones documentales, debidamente sustentadas, ante los 388 años de fundación de la ciudad, que no puede ni debe pasar por alto, para adoptar una posición histórica y responsable antes estos acontecimientos que han mantenido en el limbo el pasado que la presente generación debe comprender, mediante la celebración de una solemne sesión protocolar, con la presencia de los historiadores panameños, como una mínima expresión de la comunidad, de apreciar este hecho histórico y preparar para el futuro otra manera de ver este acontecimiento, de tal suerte que nos permita preparar un balance del papel y desarrollo de esta Región, tierra histórica, punto central y ombligo del país, de relevancia notoria en el proceso de la conquista y colonización llevado a cabo en Panamá.

*Ex legislador de la República. chente-3406@hotmail.com