Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Eliseo Torres y el 5 de Noviembre

El nombre del coronel Eliseo Torres está íntimamente ligado a la coyuntura histórica del 5 de Noviembre de 1903. Justamente la decisión ...

El nombre del coronel Eliseo Torres está íntimamente ligado a la coyuntura histórica del 5 de Noviembre de 1903. Justamente la decisión final, asumida por él después de negociaciones y de presiones, llevó a que el Batallón Tiradores abandonara ese día, a las 7:30 p.m., la ciudad de Colón. Su figura para los istmeños puede ser vista como antinacional, no así de parte de Colombia, por cuanto que resistió hasta donde sus fuerzas y las circunstancias se lo permitieron.

Es claro que ante el apresamiento de los generales Tovar y Amaya en la capital de parte del general Esteban Huertas, en Colón quedó al mando del Batallón Tiradores el coronel Eliseo Torres. Esto lo lleva a que asuma la dirección de las fuerzas colombianas acantonadas en la ciudad atlántica, y por ello, a diligenciar fórmulas para evitar la pérdida del Departamento de Panamá. Ello explica por qué dio un ultimátum de dos horas para la liberación de los generales Tovar y Amaya, a respuesta de nota entregada a su persona por Orondaste L. Martínez y Carlos Clemente, ambos miembros de la Junta Independentista de Colón. En ella le solicitaban la deposición de las armas y el abandono de la ciudad. Igualmente explica su interés por asaltar el tren para trasladar las tropas a la ciudad capital e incendiar la ciudad colonense, lo cual provocó la tensión de los norteamericanos que tenían propiedades e intereses en Colón.

Así los EEUU, por medio de su cónsul, resguardó a sus ciudadanos en el edificio Freight House, de propiedad de la Compañía del Ferrocarril y desembarcó un pelotón armado de marinos. Hay que decir que E. Torres estaba en situaciones difíciles, porque la tropa no tenía los suficientes recursos, no tenía amigos ni jefes y, como dijera Ernesto Castillero, se ubicaba en medio de un conflicto internacional en perspectiva con los EEUU. La situación se le complicó cuando el crucero “ Cartagena ” huyó al puerto de Barranquilla dejándolo aislado en Colón, y peor aún cuando el mismo 5 de Noviembre recibe nota de los generales detenidos en el sentido de que no podían actuar por la situación en que se encontraban.

Entre tanto, los independentistas colonenses apostaban por la mediación, lo que se explica por la postura de ellos, que hasta proveyeron de víveres al Batallón Tiradores acampado en el Barrio de Cristóbal y por la comunicación pacífica a través de cartas y de visitas al coronel Eliseo Torres. Distinta era la postura de los EEUU, que con la presencia de barcos de guerra planteaba la defensa de la independencia.

El 5 de Noviembre llega al puerto de Colón el general colombiano Pompilio Gutiérrez, quien se entrevista con Juan Antonio Henríquez por instrucciones de Porfirio Meléndez, quien aprovechó para explicar la postura del coronel Torres. Con esto pareciera darse el paso final, lo cual lleva a que E. Torres reciba $8,000 de parte de la Junta Independentista de Colón, dinero que salió de las arcas de la Compañía del Ferrocarril y que fue entregado al coronel por el cajero sr. Wardalaw y el sr. J. Lefevre, con la garantía personal de Porfirio Meléndez. El 5 de Noviembre de 1903 Eliseo Torres abandona la ciudad de Colón y con ello se selló el acto de independencia realizado en la capital.

*Docente Universitario.jorge0913@pa.inter.net