Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

EEUU traiciona por un voto

El pueblo hondureño sigue sufriendo los embates de un golpe militar dirigido y ejecutado por EEUU el 28 de junio de 2009. Honduras es un...

El pueblo hondureño sigue sufriendo los embates de un golpe militar dirigido y ejecutado por EEUU el 28 de junio de 2009. Honduras es un país ocupado militarmente por EEUU desde principios de la década de 1980. Fue precisamente en la base norteamericana de Cano Soto, Palmerola, cercana a Tegucigalpa, que se planeó el golpe y los militares norteamericanos dieron las “órdenes del día” a sus colegas locales. (¿Qué coincidencias tiene este operativo con los ejecutados por Castillo Armas en Guatemala, Pinochet en Chile y Banzer en Bolivia el siglo pasado?).

La tragedia, sin embargo, tiene, además, su lado maquiavélico. El golpe tiene su similitud con la invasión a Panamá en 1989 y el arresto de Noriega. En aquella ocasión se invadió un país para crearle una nueva imagen al entonces presidente Bush (padre) considerado un “ whimp ” por el “ establishment ” y sus poderosos medios de comunicación.

¿Qué ganancia saca Barack Obama del golpe en Honduras? 1. ¿Cambiar su imagen de hombre “ suave ” a una nueva imagen de hombre “ duro ”? No; 2. ¿El triunfo del bien sobre el mal? No; 3. ¿La seguridad de las vidas y bienes de ciudadanos norteamericanos amenazados en Honduras? Tampoco; 4. ¿El nombramiento mediante aprobación del Senado del secretario adjunto de Estado y del embajador de EEUU en Brasil? Exactamente.

Valenzuela y Shanon dirán que bien vale un golpe militar en Honduras para asegurar sus nombramientos. Obama y Hillary Clinton se anotarán un triunfo partidista más en el Senado de EEUU. El periodista hondureño Roberto Quesada lo explica con claridad en su reciente artículo: El “ propósito de Thomas Shannon, ya hecho público, no era buscarle solución al golpe de Estado-militar en Honduras, sino su problema de ser vetado como embajador de Brasil y levantar el veto a Arturo Valenzuela como subsecretario de Estado para América Latina (bloqueado) por el senador republicano Jim DeMint. Según DeMint, “la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y Shannon me han garantizado que EEUU reconocerá el resultado de las elecciones hondureñas, haya sido restituido o no Manuel Zelaya”,.. ”. Hecho este anuncio, por arte de magia, se levantó el bloqueo al nombramiento de Valenzuela en el Senado.

Según denuncia Quesada, “ las declaraciones de Shannon en CNN no fue una entrevista ni una noticia. Fue un mensaje directo para que fuera explotado por los golpistas de la mejor manera y para desmoralizar al pueblo hondureño ”.

Un experimentado diplomático norteamericano, Robert , ex embajador de EEUU en Paraguay y El Salvador y actual presidente del Center for International Policy en Washington, señala que “ es triste contemplar la manera en que el gobierno de Obama ha manejado tan mal un desafió en el cual tuvo el apoyo de todo el hemisferio ”. Agrega que “ no sorprende que el presidente Lula de Brasil haya acusado a Obama de romper su promesa de construir una nueva relación con América Latina ”.

confirma que el senador DeMint estaba complacido de que el Departamento de Estado por fin entendió que “ es esencial que estas elecciones (en Honduras) se lleven a cabo y sean reconocidas ”. Se refiere a la elecciones fraudulentas que pretende orquestar el 29 de noviembre el gobierno de facto golpista. La Premio Nobel guatemalteca, Rigoberta Manchú, calificó al usurpador Micheletti como “ el nuevo dictador de América Latina ”.

*Profesor de la UP e investigador asociado del CELA.gandasegui@hotmail.com