Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Promotores y mediocres

En toda actividad humana existen talentos y mediocres, pero en la política existen además, los promotores de los mediocres.

En toda actividad humana existen talentos y mediocres, pero en la política existen además, los promotores de los mediocres.

Los promotores de los mediocres son aquellos individuos con algún grado de talento en la actividad política, pero que para sentirse líderes de sus grupos, se rodean de personas de escasos talentos. Se cumple así el adagio que dice: “ en el país de los ciegos, cualquier tuerto es rey ”.

Y eso es justamente lo que viene sucediendo en muchos partidos políticos, pero quiero referirme a uno que conozco perfectamente, como lo es el Partido Popular, en el cual he militado por más de 32 años.

Pasadas las elecciones generales en las que el electorado eligió a Ricardo Martinelli como presidente de la República, la actual dirigencia del PP no se ha dado cuenta de que el partido perdió las elecciones.

Lejos de sentarse a hacer un análisis de unos resultados que lo llevaron a una precaria subsistencia con los votos de representantes de corregimiento, la dirigencia está más que satisfecha con haber mantenido la franquicia de partido legalmente reconocido y sus dirigentes se sienten con el derecho de mantenerse en el poder en distintas posiciones para seguir en lo mismo, aprovechándose de su posición de mando, ahora con la vista puesta en el subsidio electoral.

Salvo en el liderazgo del Dr. Arias Calderón, que se hizo rodear de personas talentosas, líderes naturales de sus comunidades, destacados profesionales, abogados y profesores de primera línea, quienes siguieron en el mando de la entonces Democracia Cristiana hoy Partido Popular fueron perdiendo esa práctica de rodearse por así decirlo de personas con talento, con prestigio y con carácter.

Hay un proverbio que dice: “ en política no hay sillas vacías ” y así es. El vacío dejado por los antiguos miembros talentosos del partido ha sido llenado por unos cuantos promotores de mediocres y mediocres en propiedad, salvo contadas excepciones.

Hace dos meses aproximadamente los promotores de mediocres convocaron a sus seguidores y a los mediocres en puesto de mandos del PP, para hacer, según ellos, una elección primaria para escoger al futuro presidente del partido en el congreso nacional, que debe celebrarse el próximo 13 de diciembre de 2009.

Llevaban todo preparado, pero por cosas del destino en esa reunión no salió el candidato que los promotores de mediocres promovían, sino que se impuso el ex diputado Jorge Hernán Rubio, que en su trayectoria política, además de un buen mediador, tiene formado su criterio propio y difícilmente podrían los promotores de la mediocridad manejarlo a su manera.

Así las cosas, los promotores de la mediocridad no se quedaron calmados. Reunidos entre ellos, dispusieron que el copartidario que ellos habían elegido como candidato presidencial para las elecciones de 2014, sin que él mismo se hubiera sometido a ningún congreso ni ningún voto de delegado, fuera a la vez candidato a presidente del partido, desconociendo de esa forma la antigua elección primaria que ellos mismos habían convocado. Así nace la propuesta de postular a Milton Henríquez a presidente del PP y a candidato a presidente de la República en el 2014 por el Partido Popular.

Jorge Hernán Rubio, como buen mediador, decide correr a la Secretaría General del PP, para dejar el campo libre al candidato de los promotores de la mediocridad. Pero estos promotores se oponen a su candidatura y han decidido que Rubio, al no representar sus intereses particulares, no podrá ser el próximo secretario general del PP.

Mal futuro le veo a las aspiraciones del virtual presidente del PP y candidato presidencial Milton Henríquez si los promotores de la mediocridad y los mediocres en propiedad se salen con la suya. Ellos tienen que entender que el PP perdió las elecciones y que no pueden mantener secuestrado al partido.

*Miembro del PP. jdtorres@cwpanama.net