Temas Especiales

18 de Ene de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Petaquilla Gold tiene luz verde

Lo que debiera representar un final en la lucha mediática que ha emprendido una serie de asociaciones ambientalistas, que tienen como no...

Lo que debiera representar un final en la lucha mediática que ha emprendido una serie de asociaciones ambientalistas, que tienen como norma oponerse a todo lo que signifique explotar nuestros recursos naturales, se consumó hace un par de semanas, cuando las autoridades nacionales expidieron las autorizaciones respectivas para que se inicie el proceso de explotación del proyecto Petaquilla Gold.

Después de un proceso oneroso, que exigió un rigor científico de elevados niveles, después de exponer las técnicas modernas que la empresa canadiense aplica en otros sitios donde mantiene concesiones para explotación minera, en los cuales se mantienen altos estándares de conservación y protección ambiental, las autoridades nacionales han expedido las debidas autorizaciones, para iniciar un proceso que, no solo generará desarrollo y mejoramiento en la calidad de vida de las residentes en los alrededores, sino que amplia el marco de participación del Estado en las “ regalías ” y el incremento en las cancelaciones del ISR, que debe hacer la empresa en los primeros tres años.

Se inicia pues, a partir de las autorizaciones, una etapa de amplias proyecciones para los residentes de Donoso en Colón y en la de los moradores colindantes, toda vez que la modernidad va de la mano con la puesta en marcha de las operaciones de la planta. Escuelas, centros de salud, carreteras, granjas de producción, desarrollo comercial, becas, cooperativas de amas de casa, escuela para padres, salarios mínimos —que jamás se han pagado en esas regiones—, son entre otras las muchas ventajas que a partir de la fecha llegan a esa región, antes condenada al abandono, incluso de los propios grupos “ conservacionistas ”, que dicen proteger el ambiente.

No puede entenderse que, después de las revisiones y actualizaciones en los planes iniciales, el gobierno nacional a través del MICI y de la ANAM, no se haya cuidado de exigir la aplicación de tecnologías modernas que emplea la empresa canadiense en otras partes, en las cuales jamás ha tenido quejas por incidentes que afecten la naturaleza.

Los procesos de extracción minera que deben iniciarse en el área de Molejón, en Donoso, generará muchas divisas para el país, toda vez que la onza del metal precioso en el mercado internacional se encuentra en su mejor momento.

Lo toca pues, a los llamados ambientalistas y conservacionistas, mantenerse vigilantes para que todo el proceso de extracción y producción de oro se desarrolle con rigor científico protegiendo lo más posible el medio ambiente, permitiendo y reconociendo los métodos que se han de aplicar para que la región boscosa no resulte afectada. No es cuestión de quién perdió ni de quién ganó, es cuestión de saber que la empresa tiene compromisos insoslayables que cumplir con la conservación del ambiente y en ello empeña su tradición de años en la minería.

*Periodista.erluga@cwpanama.net

***