Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El difícil tema de los impuestos

Hablar de impuestos es un poco complicado, más para quienes no tenemos claros todos los temas, pero aún se vuelve más complicado cuando ...

Hablar de impuestos es un poco complicado, más para quienes no tenemos claros todos los temas, pero aún se vuelve más complicado cuando se nos quiere explicar el porqué aumentan los mismos, sin darnos los detalles claros sobre los beneficios, para que como ciudadanos nos podamos sentir comprometidos y satisfechos con su implementación.

Por muchos años Panamá ha tenido una tasa del impuesto ITBMS, dentro de las más bajas de la Región, por no decir la más baja, al estar fijada en un 5%. Contrario a otros países que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) es, como en Argentina, 21%, Bolivia 13%, Chile 19%, Colombia 16%, Costa Rica 13%, Ecuador 12%, Guatemala 12%, México 15%, Perú 19%, Uruguay 23% y Venezuela 15%. No es que venga a justificar el alza por el alza, por el contrario, como panameño igual me puede afectar, pues acostumbrados a modelos de tipo congelador, donde el impuesto no ha variado ni nadie se ha atrevido a modificarlo, vemos una nueva propuesta del Gobierno, la cual no es solo sobre ese tema, sino que hay que verla en toda su magnitud.

Las pasadas administraciones nos vendieron por un lado y nos impusieron por el otro, reformas que produjeron efectos en cascadas, que alteraron los precios de la canasta básica, pero en esta ocasión, si bien se apunta a un aumento del 5% al 7%, tenemos que hay sectores que no serán afectado; o sea, no se aplicará el aumento, como el alimentario, servicios básicos y los sectores más vulnerables utilizados o consumidos por la clase popular.

Ventajas de las reformas, comienza, aunque no lo entendamos de momento, en una reducción del impuesto sobre la renta que se paga actualmente, haciéndolo más justo y equitativo, donde quienes a mayor ingreso mayor tributo, dejando de lado esa carga que por años la clase media ha venido soportando.

Igualmente hay propuestas sobre la mesa, como las presentadas por el diputado Blandón de incluir el pago mensual de los colegios privados para que se puedan deducir del impuesto sobre la renta, e igualmente incluyo yo que los pagos de las pensiones alimenticias decretadas por tribunales o autoridades administrativas, sean igualmente deducibles del impuesto. Con esto se busca el atractivo, a los que cumplen con esa obligación, de que la misma sea reconocida como un gasto fijo, real y obligatorio. Así sea que se reconozca un porcentaje del mismo.

Hay que ser solidario con el propio Estado, amén de que los recaudos en tributos, van destinado a seguridad, salud, educación, vías de comunicación y a los planes de carácter social, como los bonos, el plan 100 para los 70 y las becas universales, con las cuales se acaba el relajo de tener que corretear a un político, para que te den algo que te mereces como panameño que eres.

*Abogado. roberto_ruiz_diaz@yahoo.es