28 de Nov de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Los toros en la barrera adelantadamente…

Nada tiene que ver esto con el señor en desgracia. Me refiero al cuadro sociopolítico que se está definiendo, ¿prematuramente? El gobier...

Nada tiene que ver esto con el señor en desgracia. Me refiero al cuadro sociopolítico que se está definiendo, ¿prematuramente? El gobierno y su unidad (¿será tal?) avanzan con casi ninguna oposición formal.

El PRD parece tener los tendones de Aquiles totalmente averiados, o padece de un Síndrome de Inmovilización. ¿Temores ocultos, pecados escondidos, miedo al miedo? La psiquiatría política no tiene especialistas aún en nuestro país de mediocracias culturales. Lo cierto es que la leche de Omar parece habérsele agotado al colectivo, que se está dejando matar, sin un liderazgo creativo, demasiado convencional.

Con esa fuerza potencial dormida en sus miedos, el Frenadeso, pero mucho más Genaro y su Suntracs, se tomaron las calles y los medios, y ya apuntan, con claridad no escondida esta vez, a que quieren ir por la vía electoral en el 2014.

Se ha dicho en análisis interesantes que esa tropa de choque que paraliza tránsito y sabe lanzar cada vez mejor sus piedras debiera “ moderarse ” y portarse como políticos decentes y atraerían más gente, que siendo montoneros troskistas.

¿Será así? ¿Pero qué ganaría Genaro y su grupo haciendo discursos teóricos en los debates abiertos y demás? Me imagino que ellos y sus mentores han estado analizando que más les conviene que los tomen presos, que las cámaras de televisión los registren lanzándole ladrillos a los antimotines, en arengas calientes contra el gobierno y las medidas sociales que no avalan. Esa táctica les viene bien ahora que el gobierno les ha dicho que los parará en seco.

Porque las guerrillas de calle se tornan más interesantes. ¿La razón? Para crecer y ser la única oposición efectiva, la metodología social debe ir de la mano con presión concreta y demostrable y esto se consigue más fuertemente combatiendo en las calles, la teoría política y entrevistas dialécticas, entonces, se producen con más facilidad, porque a los medios les fascinan los que muestran sus agallas, no los que hablan y hablan.

¿Qué el pueblo “ sensato ” jamás avalará a “ comunistas trasnochados ”? Remember Bolivia, Ecuador, Venezuela en su momento. Los pueblos nuestros no distinguen si son “ pueblo ” las izquierdas o derechas, porque al final de cuentas ni el 0.0001% de inscritos y no inscritos en partidos leerá jamás los supuestos postulados ideológicos de nuestros colectivos electorales. Simplemente quieren y quieren para ya la solución de sus angustias.

Si el Frenadeso logra crear la sensación por vía de las batallas callejeras de Suntracs, de que son una real opción, distinto a todo lo que hay en el plano político (más de lo mismo), ¡cuidado con una vaina!

*Abogado y coronel retirado.robertodiazherrera@yahoo.com