Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Piedad, por la paz con justicia

La senadora Piedad Córdoba Ruiz está demostrando que una solución al conflicto armado en Colombia es posible. El acuerdo humanitario que...

La senadora Piedad Córdoba Ruiz está demostrando que una solución al conflicto armado en Colombia es posible. El acuerdo humanitario que lidera la senadora afro descendiente está salvando vidas. Sin embargo, los mercaderes de la muerte están preocupados. Si Piedad Córdoba y el movimiento colombianos por la paz obtienen el apoyo de la Unión Europea es posible que la ONU conceda la correcta definición a la situación en Colombia como un conflicto interno en donde el derecho humanitario sería aplicable tanto a la armada insurgente como al Estado colombiano.

La opción de reemplazar el esquema de remilitarización de Latinoamérica planeado por el Comando Sur y los aliados de los Estados Unidos, por un diálogo que permita la negociación de la paz, el examen crítico de las profundas disparidades socioeconómicas que afectan a Colombia y de la verdad sobre la crisis humanitaria que viven los colombianos mas allá del narcotráfico.

Piedad Córdoba es indispensable para el proceso de paz en Colombia. Su capacidad intelectual, experiencia de vida con los sectores más marginados de Colombia y el carácter no negociable de sus principios ha sido demostrado con hechos. A pesar de sufrir en carne propia la discriminación racial, el secuestro, el exilio, la permanente amenaza a su vida y a la vida de sus hijos, ella sigue comprometida con el objetivo de lograr una paz justa y duradera para Colombia.

Los mercaderes de la muerte han fracasado en sus múltiples atentados en contra de su vida y ahora atentan contra su vida política. Mientras Piedad Córdoba promueve la paz con justicia para Colombia, los corruptos carentes de argumentos optaron por el absurdo jurídico.

El procurador general Alejandro Ordóñez Maldonado presentó un pliego de cargos en contra de la Piedad basando su acusación en datos obtenidos de la supercomputadora de Raúl Reyes el líder de las FARC asesinado por los Estados Unidos y Colombia en Ecuador en marzo del 2008. Se acusa a Piedad Córdoba de tener vínculos personales con las FARC y de “ ejercer actos tendientes al fraccionamiento de la unidad nacional” o sea traición a la patria!

Los activistas de derechos humanos debemos exigir al Estado colombiano que garantice la integridad física y provea la debida seguridad jurídica a Piedad Córdoba. Es indispensable para los panameños escuchar la voz de Piedad Córdoba. El péndulo que oscila hacia el fracasado camino de las bases militares y la alianza con los equivocados no producirá buenos resultados para Panamá ni para el continente.

La justicia es el elemento indispensable para la paz duradera que Colombia merece y todos necesitamos.

*La autora es abogada de derecho internacional y derechos humanos.gcamargo20@gmail.com