Temas Especiales

28 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Grecia: nuevas arriadas vendrán

En abril de 1941 Atenas fue ocupada por los Nazis, que levantaron su bandera sobre la Acrópolis, la roca sagrada de la ciudad. Sobre ell...

En abril de 1941 Atenas fue ocupada por los Nazis, que levantaron su bandera sobre la Acrópolis, la roca sagrada de la ciudad. Sobre ella, el pabellón rojo con la cruz gamada ostentaba su amenazante poderío.

Un mes después, el 30 de mayo, un par de jóvenes encabezados por Manolis Glezos subió a la cima del monte y arrió la bandera del opresor. Se disparaba así la primera expresión popular de protesta antifascista de los países ocupados por el terror hitleriano.

Pasado el tiempo, la Grecia de hoy enfrenta un problema similar con el puño hostil de las transnacionales europeas bajo la conducción alemana. Su economía, saqueada por la banca paneuropea, está a punto de ser declarada en falla o bancarrota si llegada las calendas de mayo no logran juntar “once mil millones de euros” para pagarle a los bancos acreedores.

¿Cuál es el riesgo si esto sucediera? Pues que los bancos no cobren. Frente a ello la Unión Europea, conducida en el aspecto económico por Alemania, impone a Grecia una injusta opresión que consiste en que su pueblo en general, trabajadores, profesionales y clase media, paguen con sangre sudor y lágrimas hasta el último centavo, para que los bancos no pierdan. Si estos perdieran enviarían una señal negativa al resto del mundo y el sistema financiero recaería en su crisis no superada aún.

Como se puede ver, en esta ocasión un pueblo está condenado a mover la roca de Sísifo con su trabajo sin fin… para beneficio de los banqueros.

Pero el pueblo griego es aguerrido. Ellos solos derrotaron a los ocupantes nazis luchando en dos frentes: en el norte contra los alemanes; y en el sur contra los angloestadounidenses, que a sus espaldas intentaban arrebatarle el triunfo de la victoria contra los nazis, -un tumbe como se dice ahora-.

No dudamos que otra vez las manos helénicas arriarán el estandarte ominoso de la UE-OTAN, que con mano alemana quiere extender su sombra ominosa sobre el pueblo griego. Muchos Glezos vendrán.

*Médicojuancarlosmas@hotmail.com