Temas Especiales

26 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Esquipulas III

Para los centroamericanos es relevante que nuestra región se mantenga como una región de paz y democracia; porque hace veinticinco años ...

Para los centroamericanos es relevante que nuestra región se mantenga como una región de paz y democracia; porque hace veinticinco años éramos una región inmersa en conflictos bélicos, en convulsiones sociales, una región que había sido convertida en el polígono de tiro de las superpotencias de ese entonces.

Ese periodo sombrío para Centroamérica comenzó su fin el 25 de mayo de 1986, cuando los entonces presidentes de la región, con el acompañamiento efectivo de los países amigos, decidieron, de manera autónoma y soberana, suscribir los acuerdos de Esquipulas.

Quiero destacar este hecho, pues, lamentablemente, pasa inadvertido para la mayor parte del mundo, que ya hace veinte años inicio el fin de la guerra en la región, el fin de la intolerancia política, el fin de la censura, el fin de la persecución y el destierro.

Muchas veces menospreciamos esta realidad y creemos que no hemos avanzado, pero afortunadamente nos equivocamos. Muchas personas seguramente hoy no estarían, serían víctimas del exilio, de la persecución, se encontrarían clandestinas o formarían parte de la interminable lista de desaparecidos.

Hoy, quiero aprovechar para rendir un homenaje a ese histórico acuerdo de Esquipulas, a todo lo que significa; y a todo lo que ahora nos representa; un homenaje a sus protagonistas y a los aliados que apoyaron a Centroamérica, desde los procesos de paz en Manzanillo y Contadora, destacando en este caso, y de manera muy especial, el liderazgo que imprimió desde Panamá el comandante Omar Torrijos Herrera, ayudándonos a gestar una paz firme y duradera; quizás las más firme y duradera que se haya firmado entre regiones en conflictos en todo el mundo.

Y precisamente, el Parlamento Centroamericano es el órgano más importante del proceso de integración de Centroamérica y el mismo debe su génesis a esos históricos acuerdos de Esquipulas I y Esquipulas II.

Pero fue en mi administración, como presidente del Parlamento Centroamericano, cuando se destacó la Comisión de Integración, Comercio y Desarrollo Económico del Parlacen, junto a las comisiones de Integración de los Congresos y Asambleas Legislativas de la Región, el considerar oportuno plantear la necesidad de celebrar un proceso de consulta y reforma, denominado Esquipulas III o Esquipulas de los pueblos, un proceso que nos permita definir nuestras prioridades, nuestras políticas conjuntas, nuestros intereses comunes y en donde la constante sea la participación de los diversos grupos sociales.

Hoy, después de cuatro años de trabajo permanente sobre este tema, vemos cómo se ha entrelazado en la conciencia de los centroamericanos la necesidad de hacer realidad un proyecto regional actualizado a las nuevas realidades y que vele por el desarrollo de nuestros conciudadanos.

Esquipulas III o el Esquipulas del pueblo centroamericano debe ser objeto de la atención de los panameños que día a día nos beneficiamos comercial, turística y socialmente, entre otras cosas, de los logros de la pacificación, de los beneficios de los tratados de Esquipulas.

*Ex presidente del Parlacen y primer subsecretario de Relaciones Internacionales del PRD.jeps1965@yahoo.com