Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Una política que despierta dudas

¿quest; Cuál es la independencia de poderes de los Órganos de Gobierno: Ejecutivo, Legislativo y Judicial? ¿Cuál es el estado de cientif...

¿quest; Cuál es la independencia de poderes de los Órganos de Gobierno: Ejecutivo, Legislativo y Judicial? ¿Cuál es el estado de cientificidad, particularmente del Ministerio Público, en los procesos de investigación?

La versión dada por la Policía y la Fiscalía Auxiliar en torno a los supuestos hechos que rodean la aparición del ciudadano Valentín Palacio, además del evidente propósito de las autoridades de manipular a este humilde indígena, plantea serias dudas sobre la responsabilidad de estos estamentos en este caso de desaparición. Los panameños se preguntan: ¿Por qué no existen en el centro hospitalario de Almirante datos que señalen que allí se hallaba recluida por una semana alguna persona en estado inconsciente de nombre desconocido o con el nombre de Valentín Palacio, tal como lo ha afirmado el fiscal auxiliar? ¿Por qué a pesar de las denuncias que se hicieron sobre este caso, no hubo ninguna reacción de las autoridades durante los casi 40 días que el señor Valentín Palacio estuvo desaparecido? ¿Por qué el 15 de agosto, es decir, el mismo día de la conferencia de prensa en la Policía Nacional de Panamá, los familiares de Palacios reiterar su preocupación por no conocer de su paradero?

En la conferencia de prensa se notó el interés inusitado de Gustavo Pérez y Ángel Calderón de instrumentalizar este hecho para atacar a las organizaciones sindicales, populares y grupos de derechos humanos que haciéndonos eco de la desesperación de los familiares de Valentín Palacio y de informaciones de testigos que señalaban de su arresto, dimos a conocer a la opinión pública su desaparición.

Todo lo acontecido reafirma la necesidad de una Comisión Investigadora verdaderamente Independiente e Imparcial, conformada también por observadores internaciones de derechos humanos, que dé a conocer la verdad de la Masacre de Bocas del Toro.

En medio de ello, ¿qué tan casual resulta el escenario hipotético de las maniobras PANAMAX? En esta ocasión, las maniobras se efectúan bajo la hipótesis de que al Gobierno de Martinelli lo pretende derrocar un movimiento indígena y campesino ‘terrorista’, que intenta dar un ‘Golpe de Estado’ (¿Con machetes y piedras?). El hecho llama la atención, puesto que acaban de sucederse los hechos dramáticos de Bocas del Toro, donde un pueblo, mayoritariamente indígena fue masacrado por la Policía Nacional, tras casi 10 días de huelga bananera y de otros sectores y de lucha firme del pueblo en las calles.

¿Qué es lo que persiguen con las maniobras PANAMAX? ¿Preparar a la Policía Nacional para enfrentar con mayor salvajismo y crueldad a los indígenas y sectores populares, ante la ola de protestas que se espera de no derogarse la repudiada Ley 30?

La dirigencia sindical y popular sigue insistiendo en la mesa de diálogo por la derogación total de la Ley 30 y advierte que de no cumplirse esta condición estaríamos ante una nueva farsa o diálogo de Yo con Yo. ¿Qué pretende el gobierno? El llamado diálogo, en los términos planteados hasta ahora por el Gobierno, busca confundir a la opinión pública, manipular y ganar tiempo para la imposición de otras medidas antipopulares.

Todas estas interrogantes, evidencian el desarrollo de una política gubernamental que no resuelve las demandas sociales de la población, pero que sí genera un escenario de más confrontación. La inconsistencia en sus argumentos despierta dudas en la opinión razonable del pueblo, así me lo expresó un obrero de la construcción: ‘El ignorante termina creyendo sus mentiras, sin embargo, cuando éstas las confronta a la sabiduría y experiencia del pueblo los naipes se derrumban, quedando que el ignorante es más que ignorante...’.

De una vez por todas la soberbia, la prepotencia y la insensatez del gobierno deben dejarse a un lado, deben abrir las puertas a la prudencia, al diálogo y a la razón, lo que significa escuchar el clamor de justicia de los panameños y el reclamo de que la Ley 30 debe ser derogada en su totalidad.

*SECRETARIO GENERAL DEL SUNTRACS — FRENADESO.