Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Sobre anteproyecto No. 50

Estimados directores, periodistas todos:. Desde hace días vengo leyendo en su periódico titulares y notas de prensa discriminatorios y ...

Estimados directores, periodistas todos:

Desde hace días vengo leyendo en su periódico titulares y notas de prensa discriminatorios y mal intencionados con el único hecho de volcar la opinión pública en contra de la comunidad homosexual/lesbiana de Panamá.

No tengo que recordarle que la labor de un medio de comunicación ‘serio’ es informar a la comunidad y no dejar que las opiniones personales de sus directores y escritores prevalezca. De lo contrario, la labor de ‘comunicar’ está siendo violada desde su bases.

Es evidente que las voces publicadas en el caso del anteproyecto 50, que defiende la discriminación por orientación sexual, son las voces que ponen en detrimento una gran parte de la comunidad nacional. Es preciso que alguien de su prestigioso diario investigue (como debe ser la labor periodística) el porqué la mayoría de personas que defienden el anteproyecto permanecen callados. Es evidente que el miedo a la persecución, el miedo a perder sus trabajos, el miedo a ser víctimas de burlas constantes a través de los medios de comunicación locales mantienen a estas personas en el anonimato.

Ya es hora que alguien exponga de una manera profesional y científica el porqué se requieren leyes como estas. Cualquier país desarrollado puede regalarle datos, estadísticas, argumentos, etc. que corroboran estas luchas. ¿Saben ustedes cuántas personas han muerto víctimas de homofóbicos? ¿Cuántas personas han sido torturadas física y sicológicamente? ¿No lo saben? Pues, ya es hora de hacer un cambio en la sociedad e investigar con una labor que enaltezca a su profesión de periodista sobre los sucesos que llevan a un gremio de panameños a clamar por ayuda! Aún más: ¿no se preguntan ustedes el porqué del silencio de una gran parte de esta población?: ¡Miedo! y al existir miedo es porque no existe libertad.

Llevemos a Panamá por la ruta del desarrollo. No solo estructuralmente, sino además, en idiosincrasia.

Muchas gracias.

ABRAHAM J. SÁNCHEZ