Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Santiago, la Diosa del Interior

C ada día, con el correr del tiempo, las distancias se acortan y las diferencias entre las grandes ciudades y las pequeñas se hacen insi...

C ada día, con el correr del tiempo, las distancias se acortan y las diferencias entre las grandes ciudades y las pequeñas se hacen insignificantes; en nuestro país ese efecto es cada vez más elocuente.

La cuidad capital seguirá siendo la gran urbe, pero vemos cómo ciudades como David, Santiago y Chitré han dejado de ser simplemente unos pueblones, para convertirse en centros urbanos, en donde usted encuentra los mismos servicios que ofrece la gran cuidad de Panamá.

Hubo muchos que, por motivos de fuerza mayor, tuvieron que emigrar hacia la capital en busca de oportunidades; sin embargo, con la instalación en las capitales de provincias de grandes empresas privadas y los servicios descentralizados que ofrece el Estado, a través de las instituciones y ministerios, hay una tendencia de movilización demográfica hacia la capital de la provincia veragüense y / o el retorno de los que algún día tuvieron que partir.

La ciudad de Santiago de Veraguas está por alcanzar los 100000 habitantes, pero con su población flotante convergen en la denominada ‘Diosa del Interior’, más de 150000 personas diariamente.

En donde hay súper población, hay necesidades de servicios; este análisis socioeconómico está siendo leído por los grandes empresarios hasta el punto de que están desesperados por la consecución de lotes en donde poder construir los famosos Mall.

Opino que para que un país tenga un equilibrio en su economía, la misma no debe estar concentrada en un área reducida dentro del territorio nacional, es importante el desarrollo de otras regiones, como lo es el caso de las provincias. Cada ciudad del interior tiene algo que ofrecer, algo que sirva de eje e impulse la economía.

Santiago no es ni será la ciudad de las flores, ni la cuidad de la eterna primavera; sin embargo, en base a sus condiciones históricas y geográficas, Santiago es y será la Ciudad del Encuentro, de la Educación, del Comercio y del Espectáculo.

Algo que siempre me ha llamado la atención y que hasta cierto punto ha provocado que la identidad del santiagueño se haya perdido, es el hecho de que actualmente viven en Santiago de Veraguas más de 1500 chiricanos, 2000 santeñoss, 3000 ciudadanos provenientes de la provincia de Panamá, más de 3000 herreranos y arriba de 2500 coclesanos, sin contar a los bocatoreños, colonenses, darienitas, los de la comarca Ngäbe Buglé, Emberá y los más de 300 extranjeros de México, Italia, Colombia, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Costa Rica, Ecuador, Chile, Estados Unidos, España, China, etc., que han decidido establecerse en esta pujante ciudad.

Si bien es cierto que territorialmente Penonomé se puede decir que es el centro del país, Santiago de Veraguas es el centro del país en relación al territorio en donde se concentra la mayor parte de la población en la República y que va desde la riberas del Canal hasta la frontera con Costa Rica, es en esa zona en donde se efectúa la mayor actividad comercial del país.

Es importante planificar sobre estos cuatro ejes de desarrollo y con mucha visión de futuro, adelantarse a lo que le espera a la cuidad de Santiago, de forma tal que evitemos las contradicciones y desavenencias que puedan ocurrir en cuanto a infraestructura vial, falta de viviendas, suministro de agua potable, servicios de trasporte público dentro de la cuidad, seguridad ciudadana, servicios médicos, etc.

Santiago de Veraguas, ‘La Diosa del Interior’, tiene su futuro escrito y nadie lo podrá cambiar, lo que hay que hacer es planificar, de forma tal que ese desarrollo inminente sea lo menos traumático para su gente.

*INGENIERO AGRÓNOMO.