Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Ramiro Campos

Columnistas

El bullying o acoso escolar (I)

En los centros educativos se recibe información acerca de agresiones que se producen

El acoso es una situación reiterada, que se manifiesta en diferentes formas de maltrato, en el que la víctima es o termina en una condición de inferioridad y en la que los agresores se cebarán para mantener las acciones de hostigamiento. El bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niño por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente, para someterlo y asustarlo, con vistas a obtener algún resultado favorable para los acosadores o simplemente a satisfacer la necesidad de agredir y destruir que éstos suelen presentar.

En los centros educativos se recibe información acerca de agresiones que se producen, tanto durante la realización de actividades escolares como extraescolares. En principio, la demanda puede proceder de cualquiera de los miembros de la comunidad educativa que presencie o tenga constancia de que se está produciendo maltrato: alumnado, profesorado, familias, personal de Administración y Servicios. El bullying implica una repetición continuada de las burlas o las agresiones y puede provocar la exclusión social de la víctima.

Hay situaciones muy graves que no debemos considerar acoso. Son las que se refieren a actos delictivos como las agresiones sexuales, el uso de armas, las amenazas de muerte o aquellas agresiones que ponen en riesgo la integridad de la víctima o su vida. En esos casos hablamos de delitos y, además de hablar con el centro escolar, hay que denunciar.

En cuanto al mobbing hoy es bastante menos conocido a nivel escolar, pues socialmente se le conoce como un tipo de agresión o acoso sicológico entre pares o superiores, pero solo a nivel laboral y si bien etimológicamente la palabra se refiere a un grupo, sus características pueden ser aplicadas en la individualidad o a grupos no organizados explícitamente.

Desde hace un tiempo algunos padres y apoderados, a través de sus malas experiencias con docentes o directivos al interior de algunos establecimientos, han descubierto un no tan nuevo tipo de agresión, dejado en evidencia y que, lamentablemente, por las características es muy similar al reconocido como mobbing, pues, se asemejan tanto, que al analizarlo se puede ver cómo algunas de sus características se reproducen claramente a nivel escolar. Continuará...

DOCENTE