Temas Especiales

31 de May de 2020

Rafael Solano

Columnistas

Negociación política, juego de intereses

Somos de opinión que la gobernabilidad de un país, es una responsabilidad prioritaria de todos los ciudadanos

Somos de opinión que la gobernabilidad de un país, es una responsabilidad prioritaria de todos los ciudadanos que integran la sociedad.

Todos los panameños tenemos que garantizar con nuestra conductas, comportamientos y acciones que existan las condiciones óptimas necesarias para que exista un ambiente de paz y sosiego, a fin de que el gobierno recién elegido pueda desarrollar las políticas públicas necesarias para continuar las obras públicas y proyectos sociales, con el propósito de continuar resolviendo la problemática social que confronta el país.

Es por ello que la gobernabilidad debida constituye una obligación de los ciudadanos políticos o no, no entendemos por qué debe ser objeto de una negociación o de un arreglo político, en donde sus protagonistas sean las fuerzas o colectivos políticos que existen en el panorama político nacional.

Para muchos esta negociación tan carecida que se está produciendo en la actualidad, más que referirse y discutirse en relación al tema de gobernabilidad del país, muchos están convencidos de que la finalidad es continuar con el método aplicado tradicionalmente por la clase política panameña de distribuir espacios o los cargos políticos, lo cual en reiteradas ocasiones este objetivo constituye una conducta totalmente negativa para el país.

Es por ello que reiteramos que estas conversaciones y negociaciones no tienen como objetivo alguno ponerse de acuerdo los partidos políticos, los cuales la están implementando, establecer una agenda legislativa que garantice mejores condiciones para el país, sino todo lo contrario, atender intereses políticos personales, fundamentalmente del colectivo político perrediano, a fin de obtener, mediante la presión que pueden ejercer frente al Ejecutivo, políticas que garanticen su subsistencia durante este quinquenio.

¡Amanecerá y veremos!

ABOGADO