26 de Feb de 2020

Rafael Solano

Columnistas

Violación flagrante de la Ley

"La norma es clara y no distingue entre diputados sobre los cuales no se ha interpuesto recurso de impugnación"

Nuestros profesores en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá, nos enseñan que nada ni nadie está por encima de la Ley.

Desafortunadamente, este principio rector de la legalidad en nuestro medio no es respetado, cumplido ni mucho menos aplicado por los magistrados del Tribunal Electoral Erasmo Pinilla y Eduardo Valdés Escoffery, cuando desestimando lo que contempla la norma del Código Electoral, la cual señala, que en los circuitos plurinominales no se entregan credenciales hasta tanto no se resuelvan los recursos de impugnación interpuesto contra cualquiera de los candidatos a diputados.

La norma es clara y no distingue entre diputados sobre los cuales no se ha interpuesto recurso de impugnación y candidatos contra los cuales sí pesan recursos de impugnación.

La norma mandata una prohibición de no entregar credenciales a ningún candidato hasta tanto no se resuelvan las impugnación es reitero, esta prohibición alcanza a los candidatos que no hayan sido impugnados; los eruditos magistrados antes mencionados, violando flagrantemente esta norma del Código Electoral entregan credenciales a un número plural de candidatos a diputados del colectivo PRD, lo cual es una nueva ñamería jurídica que viola los principios democrático que todos debemos defender en todo momentos y su conducta viola la Ley, de la Constitución Política.

Debemos reconocer el salvamento de voto del magistrado Humberto Rodríguez, quien se opone a esta violación del Código Electoral que concretan los otros dos magistrados del Tribunal Electoral. Nos resulta inconcebible que un magistrado, atendiendo a interés personales o políticos, esté incumpliendo con la obligación inherente a su cargo, la cual es el respeto ‘a la Ley’.

‘Amanecerá y veremos’.

ABOGADO