24 de Feb de 2020

Avatar del Modesto A. Tuñón F.

Modesto A. Tuñón F.

Columnistas

Cine nacional

Resulta impostergable que en las políticas del Estado se materialice la formación del recurso humano necesario, así como la infraestructuras

Los cines locales estrenan la cinta nacional Invasión, documental de Abner Benaim que recoge, a través de testimonios, los acontecimientos del 20 de diciembre de 1989 durante la última incursión del ejército estadounidense a suelo panameño. Si este largometraje alcanza el éxito taquillero de Chance, primera obra de ficción del director, se consolidaría su trabajo creativo en el séptimo arte y un modelo de realización propio.

Además de este documento fílmico, apareció en cartelera Historias del Canal, hermoso trabajo donde cinco directores se han dedicado a reproducir momentos específicos de la vida ístmica y en función de la vía acuática, que representan hitos con una importante carga emotiva por sus mensajes sociopolíticos y culturales, aparte de constituir fragmentos de las múltiples relaciones creadas en dicho contexto.

Se anuncian otros títulos que empiezan a configurar una cinematografía del país con sus problemas concretos y estética singular. Algunos de ellos son El héroe transparente de Orgun Wagua; Rompiendo la ola de Annie Canavaggio; Los puños de una nación de Pituka Ortega Heilbron y también El último soldado, de Luis Romero. Estas películas fundamentan la realidad histórica y social del país con pericia investigativa.

Es la primera vez desde que se estrenara Al calor de mi bohío en los años 50 o Ileana, la mujer, lustros después, que estamos ante el establecimiento de una industria con una importante perspectiva artística. Si se interpreta como tal la producción en conjunto que brinda estrenos que compiten con el material cinematográfico que se exhibe en las salas diseminadas en el territorio.

Se han combinado los factores que fundamentan el cine nacional, no como una tendencia, sino en función de sector de importancia financiera. El Estado cuenta con entes que dictan las políticas y consolidan la base económica. Igualmente, un grupo de directores con formación superior y capacidad para el manejo de equipos de producción. Un conjunto de guionistas y la inventiva para consolidar las historias, base de las obras.

Desde hace dos años se cuenta con un festival internacional de cine, que permite a la audiencia conocer modelos poco exhibidos en las pantallas capitalinas. Esta posibilidad brinda al público una oportunidad más amplia de conocer nuevas expresiones del lenguaje visual y opciones que, como en Historias del canal, motivan una mayor compenetración temática y cercanía con los problemas planteados.

Una evolución sociopolítica del carácter panameño y las particulares modalidades en que se ha manifestado el surgimiento republicano; la situación de las constantes migraciones; las formas como se ha manifestado en esta pequeña nación la correlación de fuerzas políticas, sociales, religiosas y hasta culturales, dan coyuntura a un repertorio de argumentos que el séptimo arte está en capacidad de explotar.

Existen en Panamá los elementos para que despegue esta actividad plástica que procese los textos del discurso de nuestros guionistas y otros que se sumen y convertirlos en relatos en imágenes para que se exhiban en otros países. La constancia de esfuerzos como el del Grupo Experimental de Cine Universitario y la formación de una generación de cineastas, hacen posible que por fin se cuente con este escenario potencial.

Resulta impostergable que en las políticas del Estado se materialice la formación del recurso humano necesario, así como la infraestructura —estudios, laboratorios e implementos— que harán posible esta nueva realidad audiovisual. La tecnología actual permite aprovechar las experiencias vecinas en Centroamérica, el resto del continente y grandes centros.

Es necesario además, consolidar los nuevos materiales documentales y de ficción y formar un muestrario de obras panameñas que se exhiba en distintas capitales y aprovechar e intercambiar con entes, personalidades y grupos para que vengan al istmo a ser socios en nuevas iniciativas que aporten hacia darle sentido a una cinematografía nacional y crear un trascendental legado cultural.

*PERIODISTA Y DOCENTE UNIVERSITARIO.