Temas Especiales

05 de Feb de 2023

  • Bolívar González

Columnistas

El lunar eterno

La trama se da con experimentos psicológicos de Eric Fromm, en compañía de Brian Weis

La literatura panameña tiene un resurgimiento favorable. Hoy son muchos los escritores de todas las edades y de ambos sexos que nos aportan nuevos textos, al incursionar en todos los géneros, dirigidos a los lectores más exigentes. El panorama es beneficioso para las letras nacionales, pues la nueva literatura, actualiza aspectos históricos olvidados o desconocidos, con un imaginario que nos permite además valorar la tradición y el folclor, solo para mencionar temas que me apasionan.

El Lunar Eterno de Javier Riba Peñalba, nos da un hermoso paseo por la historia de la humanidad, mostrándonos facetas significativas como la participación de la mujer en ese devenir de la civilización a través de los siglos.

La trama se da con experimentos psicológicos de Eric Fromm, en compañía de Brian Weis. La paciente es una mujer excepcional, que ha vivido una vida rosa, pero que en ese momento sufre un acoso policial. Fromm, con la hipnosis y la terapia ‘regresiva’, descubre que las mujeres ‘son códigos de la historia’ que al oscilar entre pasiones extremas y virtudes, buscan el equilibrio vital entre la emoción y la razón. El ser humano según el científico, tiene el dilema de decidir entre el ‘tener’ y el ‘ser’.

La narrativa de Sonia, durante las sesiones guiada por el profesor Fromm, nos conduce por todos los confines de la historia desde miles de años antes de Cristo. Revelan sus confesiones los logros de mujeres incomparables, todas identificadas con una marca en su cuerpo.

Javier Riba Peñalba maneja el tiempo y el espacio en un juego de espejos narrativos que entusiasman al lector con situaciones inesperadas y hechos culturales significativos. La mujer, dramáticamente, es el eje del desarrollo de la humanidad, ya que impulsa al hombre hacia nuevos desafíos y horizontes. Surge una armonía creativa entre ambos, se complementan al construir una sociedad más justa. Son muchas las imágenes que surgen en ese devenir, descritas con realismo por el autor. El argumento incluye todas las pasiones sobre todo el erotismo pintado con sensibilidad por Riba Peñalba. El lunar eterno nos hace pensar sobre lo difícil y complejo que ha sido superar por los seres humanos sus debilidades con fortalezas éticas y morales. La felicidad solo podrá alcanzarse junto a la mujer.

El final de la obra es conmovedor, visualiza el futuro de la humanidad. Predice que vamos hacia un mundo más eficiente, con un mejor modo de vida, con justicia y sin egoísmos, que debemos esforzarnos por cultivar nuestros valores y alimentar el espíritu hacia la comprensión, respecto a las ideas, con tolerancia y solidaridad hacia todos los seres humanos. Orientar nuestro sendero de vida hacia el Ser, contrario al tener del consumismo que nos destruye con la codicia y la corrupción social.

La novela tiene un diseño narrativo que facilita su lectura con diálogos ágiles, reflexiones puntuales, interesantes descripciones de protagonistas y ambientes, la prosa es fluida y las escenas de suspenso atrapan al lector con desenlaces inesperados. La portada es espectacular y el formato atractivo, el papel y la tinta son de calidad.

El lunar eterno, es una novela para disfrutarla más de una vez, la recomiendo a familiares y amigos, pues en cada una de sus páginas hay un aprendizaje permanente sobre la conducta humana. Y en especial reconoce el valor incalculable de la mujer como ser humano que aportó, aporta y seguirá aportando a la sociedad los valores necesarios para la subsistencia de los grupos humanos en el planeta.

*ESCRITOR, COMPOSITOR Y FOLCLORISTA.