Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Mario A. Rognoni (Q.E.P.D.)

Columnistas

Lejos del 2019

Usaremos las cifras últimas publicadas del Tribunal Electoral, por cierto atrasadas y de agosto 3

Lejos del 2019
Lejos del 2019

Seis meses después de instalado el nuevo Gobierno y a cuatro años y medio de las próximas elecciones, la carrera electorera parece haber cogido unas vacaciones. A diferencia del 2010, cuando ya para inicio del año el PRD tenía 14 aspirantes declarados y Varela era ya de hecho el favorito del panameñismo, mientras el CD disimuladamente proyectaba a Ferrufino. Hoy, terminado el año y frente al nuevo año, todo aparece en calma. Solo Rubén Blades, independiente, ha dicho que le interesa ser candidato en el 2019 y Pérez Balladares anunció que buscará la postulación del PRD.

Pero veamos primero cómo están los partidos en este momento. Usaremos las cifras últimas publicadas del Tribunal Electoral, por cierto atrasadas y de agosto 31. El partido del presidente, Panameñista, registra 224 664 miembros y es evidente que con Juan Carlos de presidente no harán mayor esfuerzo por crecer en número. Por otro lado, creo necesita darle instrucciones a su directiva, si alguno no está en puesto alto nombrado ya, para que le dé vida al partido, de lo contrario caerá en lo que ha ocurrido a tantos en el poder, descuidar su partido. Hoy por hoy, el partido no es atractivo a nuevos miembros, no se ha nombrado a muchos de los actuales y en seis meses no ha tenido mayor actividad ni vida partidista.

El Partido Popular, el otro en el poder, tiene 23 830 miembros y casi nula su posibilidad de atraer miembros. Por habilidad negociadora quedaron en la alianza del poder, pero el partido ha perdido la mística del original PDC y lentamente ha caído a un partido electorero sin posibilidad de liderar una alianza. Inclusive su actual directiva enfrenta problemas internos con valores históricos del partido original. Por el lado positivo, los hijos de los originales son quienes le podrían dar un giro al partido y han resultado excelentes militantes.

El PRD, con 451 183 miembros, es el partido más numeroso de todos. Con 26 diputados, el mayor número de representantes y el mayor número de alcaldes, el PRD es una fuerza real, aún cuando no tenga la Presidencia. Aunque mediáticamente insisten en que el partido está dividido y debilitado, la verdad es otra. Siempre ha habido corrientes dentro del partido, pero el partido siempre mantiene su unidad. Las dos derrotas presidenciales los miembros las entienden, una por la unión de todos contra el PRD, otra por errores graves en la campaña de Navarro que le hicieron perder la opción opositora. El partido solo tiene que manejarse con sus funcionarios electos y esperar el momento de abrirse en franca oposición al Gobierno.

El Molirena, con 109 795 miembros, está pasando por una transición que pocos pueden predecir el final. Con nuevos directivos, muchos salidos del panameñismo, podrían dar un vuelco y quedar en gobierno en cualquier momento. Con dos diputados no son muy atractivos, pero sumarían. Por otro lado, lentamente están poniendo distancia de su aliado pasado, el CD y mucho más por los escándalos que han salido a la luz. Y a lo interno, trabajan para rescatar valiosas unidades del partido que salieron por los desaciertos de los directivos anteriores.

Por último, el CD, con 415 652 miembros, 25 diputados y gran cantidad de representantes y alcaldes, es una fuerza real, pero en problemas. Las fuertes denuncias de corrupción que tocan a muchos de sus directivos, lo obligan a buscar un cambio de personas al frente del partido antes de que la corrupción termine por afectar más al partido. No hay dudas de que tienen valiosos miembros que no están afectados en las denuncias, pero mientras mantengan manejando el partido a los afectados, hasta que se demuestre su inocencia, si fuera el caso, el partido está debilitado. El esfuerzo actual está en mantener la bancada leal, muchos de ellos vienen del transfuguismo e inclusive del propio panameñista.

Al final, todos los partidos están pasando por ajustes y actualizaciones, los que lo hagan bien estarán fortalecidos para el 2019, los que se equivoquen quizá pierdan la oportunidad que el momento les ha dado. El 2019 está lejos, pareciese, pero la verdad es que para un país con cuatro millones de habitantes y para las nuevas elecciones unos tres millones de votantes, hay que empezar a proyectarse y darse a conocer desde el 2015. Al panameño le gusta darle la mano y conocer en su casa al candidato, no le bastan las entrevistas televisadas, por lo que pronto, creo yo, empezaremos a ver la procesión de aspirantes en los diversos partidos.

Feliz año a todos.

ANALISTA POLÍTICO.