25 de Feb de 2020

Melquiades Valencia

Columnistas

Rojo, blanco y azul

‘A cada panameño se le hincha el pecho cuando ve su emblema nacional..., por ello deberiamos olar nuestro entorno con sus colores inmortales...'

Cada año es lo mismo. Nos quejamos en los albores de las celebraciones de las fechas patrias e históricas del país de que se ven veladas por otras actividades, entre las que priman la oportunidad económica, el negocio, el tintineo de las monedas, en vez del engalanamiento de las vitrinas por la bandera nacional: por los colores rojo, blanco y azul.

Cada 4 de Noviembre se celebra en Panamá el Día de los Símbolos Patrios, como fiesta nacional. Con motivo de esta celebración se realizan actos conmemorativos, en los cuales se le rinde tributo a la bandera, que es el más importante de los símbolos patrios.

La bandera es un rectángulo dividido en cuatro cuarteles: el superior izquierdo una estrella azul de cinco puntas sobre fondo blanco; el superior derecho es de color rojo; el inferior izquierdo es de color azul; y el inferior derecho, una estrella roja de cinco puntas sobre fondo blanco.

El color Azul: representa el Partido Conservador de Colombia, el cual participó en la guerra civil de los Mil Días. El Rojo: representa el Partido Liberal de Colombia, el cual también participó en la Guerra de los Mil Días. El Blanco: representa la paz y la unidad que debe reinar en la nueva nación.

La estrella azul simboliza la pureza y la honestidad que habrán de normar la vida cívica de la patria. La estrella roja encarna la autoridad y la Ley, que habrán de imponer el imperio de estas virtudes.

El objetivo de esta selección de colores fue la de unificar al pueblo de Panamá, que quedó dividido durante la guerra civil de los Mil Días y necesitaba olvidar sus diferencias y seguir adelante como un Estado independiente, por lo que debería adornar los edificios, calles y avenidas, vitrinas y estanterías.

La bandera y sus colores nacen también a la necesidad urgente de tener un emblema nacional para la causa, la separación de Colombia. Nació en la clandestinidad de la noche del 1 de Noviembre de 1903 y surgió casi de inmediato de la imaginación de Manuel Encarnación Amador, hijo de Manuel Amador Guerrero, quien tenía una reconocida habilidad como dibujante y que, a pedido de sus padres, le fue asignada dicha tarea.

Según Manuel E. Amador, la bandera representaba el momento político de la época, mostrando a los dos partidos tradicionales del Istmo (el partido Liberal y el Conservador). Por esa razón, los colores que representan a los partidos se muestran de una manera equitativa. En cambio, el color blanco, que representa la paz, tiene mayor espacio. Para Manuel E. Amador, las estrellas representan la pureza y la fuerza que rigen la vida cívica del Estado en su camino a la realización de los destinos de la humanidad.

María Ossa de Amador, madrastra de Manuel E. Amador, junto con su cuñada Angélica Bergamota de De La Ossa y María Emilia de la Ossa, hija de Angélica, confeccionaron el lienzo que representaría la nueva bandera panameña que se realizó con el mayor sigilo y secreto posible, ya que tenían temor de que las autoridades colombianas pudieran notar estas actividades. El lienzo fue hecho con lanilla comprada de tres almacenes diferentes de la ciudad de Panamá: Bazar Francés (lanilla blanca), La Delia (lanilla azul), La Villa de París (lanilla roja).

Fue bautizada el 20 de diciembre del mismo año en la Plaza de la Independencia por el reverendo padre fray Bernardino de la Concepción García, capellán del ejército. Los padrinos de la bandera fueron el doctor Gerardo Ortega con doña Lastenia U. de Lewis y don José Agustín Arango con doña Manuela M. de Arosemena.

La Bandera actual de la República de Panamá surgió de la modificación del primer modelo de 3 de Noviembre 1903, adoptado provisionalmente hasta el 4 de junio de 1904 y ratificado en 1941. A cada panameño se le hincha el pecho cuando ve su emblema nacional aquí o en cualquier lugar del mundo, por ello deberíamos orlar nuestro entorno con sus colores inmortales en las efemérides patrias.

PERIODISTA