22 de Feb de 2020

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

El Pueblo habló en las calles

El éxito de la jornada de lucha al nivel nacional provocó reacciones en los sectores económicos y de Gobierno

A pesar de todo el cerco informativo y de la desinformación articulada desde los sectores de poder económico y político, el pueblo se tomó las calles para exigir el respeto al derecho a la vida digna. El éxito de la jornada de lucha al nivel nacional provocó reacciones en los sectores económicos y de Gobierno; a través de sus medios de comunicación social mediáticamente pretenden descalificar el accionar del pueblo. Los empresarios hablan de pérdidas millonarios, de afectación a la economía, que la acción no tenía razón de ser, que buscaba provocar caos, que no tenía fundamentos laborales, entre otras reacciones. Además, no falto quienes desde su papel de ‘analistas políticos ', pidieran la represión al pueblo.

Esta conducta de las élites del poder económico, sus Gobiernos y medios de comunicación social no nos es extraña, lo mismos han hecho Gobierno tras Gobierno cuando el pueblo sale a exigir la atención de sus necesidades sociales. Por poner el ejemplo inmediato, cuando Frenadeso y el Suntracs iniciaron las denuncias de la corrupción y el atropello del Gobierno Martinelli-Varela, que nos costó más de 1000 obreros de la construcción detenidos y la apertura de expedientes amañados contra 17 dirigentes de Frenadeso, los círculos del poder se dedicaron a calumniar y satanizar lo planteado. Como hemos dicho, la realidad emerge por encima de los intereses de quienes ostentan el poder económico y político, hoy las denuncias son una verdad de acuño, e involucra a funcionarios y allegados de este Gobierno que no están siendo investigados.

Por otra parte, el cinismo y descaro que expresan al querer achacarles pérdidas millonarias a los obreros por un día de huelga en la ampliación del Canal, no es más que el reflejo de su frustración al ver al pueblo hacerse sentir en las calles. Frente a ello señalamos que la ampliación del Canal va para dos años de atraso (710 días) y no se sabe aún cuándo entregarán la obra, y la responsabilidad de ello corresponde a GUPC y la ACP. Pero GUPC, la directiva de la ACP y su administrador, así como algunos medios de comunicación social y empresarios no ponen los puntos sobre las íes. Mientras tanto, el consorcio reclama pagos adicionales por B/.3400 millones, 282 millones más que el monto del contrato original. Es decir, buscan justificar el gran atraco a la nación. Es más, si la huelga de 1 día costó 1 millón, la irresponsabilidad de GUPC-APC ha costado al pueblo panameño al menos B/.732 millones, pero los medios de comunicación social no dicen nada. Con sobrada razón varios de los sindicatos del Canal de Panamá están exigiendo auditoría externa al proyecto de ampliación del Canal.

Sin duda la contundente jornada de huelga nacional y lucha popular del 24 de noviembre, apoyada por amplios sectores de la población, generó reacciones de ira del evasor de impuestos, de aquel que según algunos periodistas controla ungidos a candidatos a magistrados, cuyos cercanos han sido involucrados a escándalos de corrupción.

Las diversas acciones que ha realizado el movimiento social panameño vienen demostrando que las organizaciones campesinas e indígenas, comunales, gremiales, estudiantiles y sindicales no están dispuestas a permitir que se conculquen sus derechos.

La jornada de lucha se desarrolló de manera pacífica en todo el país, donde se hizo valer el derecho del pueblo a protestar, mismo que se pretende criminalizar por los sectores antes mencionados. Tal como manifestará Frenadeso, ‘esta huelga de 24 horas fue de advertencia, fue un llamado de atención, apenas un calentamiento de motores de acciones futuras que se irán intensificando si el Gobierno de turno insiste en desoír las demandas populares '. Gracias pueblo panameño por tu participación y solidaridad en esta jornada de lucha. La esperanza está en las calles.

*SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.