Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Alexis Sánchez

Columnistas

Cuestionamiento a Daniel Ortega...

DANIEL ORTEGA: ¿Dónde están los panameños caídos en combate en el Frente Sur de Nicaragua?

DANIEL ORTEGA: ¿Dónde están los panameños caídos en combate en el Frente Sur de Nicaragua?

En noviembre de 1968, un miembro de la Junta Provisional de Gobierno de Panamá realiza un viaje en misión secreta a Managua, por instrucciones del general Torrijos, para pedirle a Tacho Somoza, entre otras cosas, ‘un avión para combatir la contrainsurgencia de las guerrillas arnulfistas '. En marzo de 1969 la Junta Provisional de Gobierno de Panamá condecora a Anastasio Somoza. Torrijos en un principio llevaría personalmente la condecoración, pero por disturbios en Panamá, sería Nander Pitty el mensajero de la entrega de la condecoración.

El 16 de diciembre de 1969, aterriza en el aeropuerto Enrique Malek de Chiriquí el Aero Commander particular del general Anastasio Somoza De Bayle, con matrícula ASD, conocido como Alfa-Sierra-Delta, de dos motores, con un piloto de la Fuerza Aérea de Nicaragua en los controles y una escolta de tres agentes de la Oficina de Seguridad Nacional —G2— dentro del Aero Commander. Abordo venían Omar Torrijos, Rubén Darío Paredes y otros. Torrijos había aterrizado en el aeropuerto Las Mercedes de Nicaragua, donde Anastasio Somoza y Sidar Cisneros Leiva lo esperaron. Aparte hablaron Tacho y Omar a solas y el general Somoza lo estimuló a que regresara a Panamá. Torrijos no quería regresar a Panamá. Habían salido de México, haciendo una primera escala en El Salvador. Años después, Torrijos olvidaría los favores recibidos y la condecoración dada a Tacho Somoza.

En agosto de 1979, Hugo Spadafora, con el apoyo y participación de Torrijos, formó la Brigada Victoriano Lorenzo para apoyar al Frente Sandinista de Liberación Nacional para enfrentar a quien le tendiera la mano. La gran mayoría de los integrantes de la brigada, la cual fue enviada al Frente Sur, tenía escasa formación militar ni conocimiento del territorio nicaragüense, trayendo consigo los resultados que se dieron: una matanza innecesaria de panameños que hoy sirven de abono a la tierra en esas montañas. Esos muertos han quedado en el olvido. Debido a la superioridad en combates de la Guardia Nacional de Nicaragua, murió la gran mayoría de los panameños en Colina 155, La Flor, La Florcita, El Ostional, El Naranjo, Penas Blancas por la Ciudad de Rivas y por el Río San Juan, Zabalete, Medio Queso, Papaturro, sin olvidar a los que murieron en la Invasión a Nueva Guinea.

¿Han recibido los familiares o los sobrevivientes algún tipo de recompensa o reconocimiento de parte del FSLN en general y de Daniel Ortega en especial?

De los panameños que sobrevivieron a esa aventura, unos fueron integrados a la Guardia Nacional de Panamá, otros quedaron sirviendo al Gobierno sandinista y, de los que retornaron a suelo panameño, unos quedaron con problemas psiquiátricos por las calles de nuestro país y otros tomaron el camino no correcto dentro de la sociedad.

Un aspecto histórico a estudiar, que se ha dejado en el olvido, es la participación de panameños que estudiaron y se graduaron en la Academia Militar de Nicaragua, que después regresaron a Nicaragua a enfrentar a sus compañeros de la Academia.

¿Qué llevó a Torrijos a traicionar a Anastasio Somoza enviando panameños al Frente Sur? ¿Cuántos panameños graduados de la Academia de Nicaragua regresaron a enfrentar a sus antiguos compañeros?

Los panameños que sirven hoy de abono a tierras nicaragüenses en el Frente Sur, deben ser identificados para ser repatriados a Panamá para que reciban cristiana sepultura y su reconocimiento. Aunque no compartimos su actuación romántica de enfrentar a un ejército con una preparación superior, sin tener una preparación militar y sin conocer el terreno donde iban a combatir y en donde hoy reposan, somos de la opinión de que el Gobierno panameño debería solicitar al Gobierno de Daniel Ortega que diga dónde están esos panameños y que sean identificados y repatriados a Panamá, ya que ‘... esos muertos quisieran un gabán para arropar sus sueños bajo tierra... ', como diría El poeta Korsi.

Daniel Ortega: Dígale a los panameños cuántos ‘compa pana ' murieron en esa guerra, dónde están, para esos panameños no queden en el olvido.

Ya han transcurrido 46 años desde que Tacho Somoza ayudó a Torrijos a regresar a Panamá el 16 de diciembre de 1969 y 36 años desde que Torrijos envió a panameños a enfrentar a Somoza en una aventura romántica o suicida en el Frente Sur.

*CPA Y EXINVESTIGADOR DE LA COMISIÓN DE LA VERDAD DE PANAMÁ.