Temas Especiales

29 de Jun de 2022

  • Avatar del Orlando Acosta Patiño

    Orlando Acosta Patiño

Columnistas

Agua, es agua

‘El uso del agua, siendo un bien clave para la salud y el desarrollo, no está siendo administrado con responsabilidad

Agua, es agua
Agua, es agua

La tarea de los gobernantes y los políticos es la de garantizar el bienestar de la mayoría de la población. Este grupo de funcionarios proviene de una acción de participación directa de la población en actos cívicos cada cinco años. Son votados y elegidos por promesas de promover condiciones de desarrollo y la inversión de proyectos de interés colectivo. Entran en esta categoría el presidente, los diputados y alcaldes. También deriva de decisiones del Ejecutivo la designación —generalmente de políticos— de la cabeza de las carteras ministeriales con la misma responsabilidad de velar por el interés colectivo.

Este año 2016 se anuncia el impacto del cambio climático, sumado a los efectos cíclicos del fenómeno de El Niño, con las consecuencias sobre los sistemas sociales y productivos; sobre todo el abastecimiento de agua a las plantas productoras que suplen a la población de los centros urbanos y de los sistemas de captación natural, que dotan —generalmente— mediante acueductos rurales a asentamientos más pequeños. Probablemente estamos frente al más grande estrés hídrico que recordaremos como sociedad en este siglo.

En contexto cultural, la discusión de la celebración del carnaval usando agua en culecos, entra en conflicto con la dimensión administrativa-política-central. Los ministros y el Ejecutivo le tiran la responsabilidad del uso del agua en los culecos de carnaval a los alcaldes, cuando ninguna alcaldía produce agua para tomar ni para producir cebollas o arroz. Queda claro que anunciar culecos sin aguas es un costo político que el partido de Gobierno no quiere asumir.

Para ser consistente con lo último, el Ejecutivo —incluido el presidente y los ministros— justifican en silencio y en declaraciones públicas ‘que Panamá es un país de agua' y que la extracción de ésta aguas abajo de las tomas de la potabilizadoras para usarlas en el carnaval —en el año más seco de registros meteorológicos en la historia de los últimos cien años de este país— es factible y justificable. Esto me parece la irresponsabilidad más grande de la cual tengo memoria ciudadana. Esta declaración es disonante con las imágenes de los cauces de los ríos secos en todo el país. Yo no sé si vivo en el mismo país que los ministros y el presidente.

El uso del agua, siendo un bien clave para la salud y el desarrollo, no está siendo administrado con responsabilidad por ninguno de los gobernantes y políticos que nos gobiernan.

La mala decisión de permitir el uso de agua en los culecos de carnaval pareciese que se centran en no ver mermados los ingresos de la fiesta efímera, porque probablemente no se venderá el guaro que se tiene proyectado en ventas e ingresos empresariales; otro porque sencillamente no están dispuestos a afrontar el costo político de suspender las fiestas desde sus alcaldías. Esto pasa por el conflicto de intereses entre los que lucran con la fiesta, sacrificando el bienestar colectivo y los que también se alimentan del voto populachero para satisfacer sus apetitos de poder en futuras elecciones.

La sequía producto del cambio climático, unida al fenómeno de El Niño empuja a la sociedad panameña a la escasez de agua sin haber tomado medias para mitigar el fenómeno. Lo paradójico de esta situación es que todas las instituciones voceras del tema vienen hablando —desde hace años— en adaptación y mitigación. Parece que los recursos destinados a mitigar y adaptarnos se han gastado en viajes y viáticos de los mismos funcionarios y políticos que hoy no han tenido la asertividad de tomar la decisión de ordenar el no malgastar el recurso agua en las calles.

El mensaje disonante de que el agua que no se puede beber se puede malgastar es absolutamente irresponsable. Esa recomendación es inaceptable. Señores políticos y funcionarios: Ustedes tienen una responsabilidad que están evadiendo. Agua, es agua y es importante para todos.

INGENIERO

==========

‘Señores políticos y funcionarios: Ustedes tienen una responsabilidad que están evadiendo. Agua, es agua y es importante para todos'