Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Iván De Ycaza

Columnistas

Panamá ante el cambio climático

Esta es la hora del cuidado y protección del medio ambiente, de la energía limpia y de aportar hacia la sostenibilidad

Panamá ante el cambio climático
Panamá ante el cambio climático

Esta es la hora del cuidado y protección del medio ambiente, de la energía limpia y de aportar hacia la sostenibilidad. Por eso la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) creó en enero del año pasado la Secretaría de Gestión Ambiental y Sostenibilidad para asesorar a los miembros del sector y fomentar una cultura de sostenibilidad en sus acciones constructivas.

En lo que corresponde a la adaptación al cambio climático y la administración del recurso hídrico en el país, el gremio está liderando un debate nacional sobre este tema de tanta urgencia.

La demanda de agua para la producción agrícola, industrial y el consumo humano, además de las necesidades energéticas y para la navegación, cuando entre en operaciones el Canal ampliado, exigen mayor conciencia sobre la futura gestión de tan vital elemento, a fin de no entrar en un ciclo de crisis hídrica.

La Capac está comprometida con el Plan Nacional de Seguridad Hídrica 2015-2050 y lo respalda plenamente, pero se requieren más acciones reales y efectivas del Estado para garantizar el agua necesaria para el desarrollo sostenible del país.

También apoya la iniciativa de la Autoridad del Canal de Panamá para analizar las cuencas, entre otros, de los ríos Indio, Coclé del Norte, Caño Sucio y Caimito, con miras a convertir los lagos Alajuela y Gatún en una especie de banco de agua.

Así como las políticas públicas son fundamentales para la superación de los graves desajustes económicos y sociales, también lo son para enfrentar los problemas ambientales con la modificación paulatina del modelo productivo hacia patrones sostenibles.

Conscientes de esta realidad, el sector de la construcción está haciendo un esfuerzo consistente para darle sostenibilidad a sus acciones constructivas, pero se enfrenta, al mismo tiempo, a una excesiva burocracia en los procedimientos y trámites que anteceden al inicio de cada obra y su ocupación que, como ha sido demostrado, es un factor que incide en los altos costos de construcción afectando la capacidad adquisitiva de los compradores y, en consecuencia, al mercado inmobiliario.

Destinar mayores esfuerzos para desburocratizar los trámites y plazos relacionados con la construcción, es uno de los principales desafíos que debe encarar el sector público conjuntamente con los gremios vinculados a la actividad.

El sector privado nacional, y en particular la industria de la construcción, juegan un papel como motor de desarrollo, con su potencial multiplicador en la economía nacional. Por tanto puede aportar con todas sus capacidades y con su firme voluntad para respaldar acciones del sector público en soluciones de viviendas, en darle coherencia a las asociaciones público-privadas y otras iniciativas en las que ha demostrado su eficiencia.

Al mismo tiempo, la Capac considera que el Gobierno puede contribuir con los aspectos arancelarios y promover incentivos económicos hacia prácticas industriales innovadoras y fuentes de energía más limpias.

Hay tecnologías que pueden estar exentas del pago de impuestos, como ya es el caso de los autos híbridos, haciéndolo extensivo, por ejemplo, a los sistemas de iluminación y de aire acondicionados de alta eficiencia, grifería para uso eficiente de agua, a fin de que la medida incida en la decisión de empresarios y ciudadanos de implementar el ahorro de energía por su efecto positivo en la adaptación al cambio climático. Todo eso contribuirá a generar conciencia e innovar en materiales, tecnologías y métodos y mejorar la recolección de datos y el desarrollo de indicadores más precisos.

El cambio climático es un hecho y hay que adaptarse a ese fenómeno en una alianza entre el Gobierno, el sector privado y la ciudadanía en su conjunto, que jerarquice el tema como una política de Estado y que se defina claramente qué es lo va a hacer Panamá.

Para enfrentar este evento, cuyo alcance es global e incide claramente en el país, las empresas miembros de la Capac se han impuesto como objetivo la modificación paulatina de sus métodos constructivos, orientándolos hacia patrones de sostenibilidad.

Ese es uno de sus principales aportes en el proceso de adaptación a los efectos del cambio climático y a la mejor administración y gestión de un recurso tan vital como el agua, una causa que debe involucrar a todos los panameños y abrazarla conscientes de que de ella depende la vida y el desarrollo integral como país.

*PRESIDENTE DE LA CÁMARA PANAMEÑA DE LA CONSTRUCCIÓN (CAPAC).

==========

‘... las empresas miembros de la Capac se han impuesto como objetivo la modificación paulatina de sus métodos constructivos, orientándolos hacia patrones de sostenibilidad'