Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Dirk Janssen

Columnistas

Panamá, ¿hub de alimentos?

Los Países Bajos tiene la mitad del área de superficie que tiene Panamá

Recientemente conocí a un compatriota, propietario de una finca de piñas en Panamá. Me dijo que, en una visita a Curazao, encontró sus propias piñas en una tienda de frutas. El dueño de la tienda le dijo que él compra las piñas en Miami. Estas piñas habían hecho un desvió de 2500 kilómetros. También conocí a un granjero de Chiriquí. Él debe pagar US$1000 para transportar un contenedor de Chiriquí a Colón, el mismo precio para transportar este contenedor desde Colón a Rotterdam.

¿La razón? Una falta de simbiosis entre agricultura y logística en Panamá. Tomando en cuenta este reto, Panamá puede dirigir la mirada hacia los Países Bajos como inspiración.

Los Países Bajos tiene la mitad del área de superficie que tiene Panamá. Con 17 millones de habitantes, tiene una gran densidad de población. Su suelo no es particularmente fértil. Aún así, las exportaciones agrícolas holandesas en el 2015 fueron de 100 billones de dólares, haciendo de mi país el segundo exportador agrícola más grande en el mundo. ¿Cómo es esto posible?

La respuesta: ubicación. Los Países Bajos está estratégicamente ubicado en el corazón de Europa Occidental. Grandes ciudades, como París y Londres, están a menos de 500 kilómetros de distancia. 160 millones de clientes pueden ser localizados en 24 horas, haciendo de los Países Bajos la puerta de entrada perfecta para el mercado europeo.

El segundo secreto del éxito agrícola holandés es logística de alto nivel. Los Países Bajos está catalogado como No. 2 en el mundo por su desempeño logístico. Rotterdam es el puerto más grande en Europa. En el año 2015 Schiphol ganó por vigésima vez el premio al Mejor Aeropuerto en Europa. Los embarques de navegación fluvial holandeses alcanzan el 54 % de todos los embarques en Europa Occidental.

Con el Canal y Tocumen, Panamá es también un gran actor en logística. Y la ubicación de Panamá pudiera ser aún más estratégica que la de mi país. La posición de Panamá en el centro de las Américas, un continente con 1 billón de habitantes, es invencible. Esto quiere decir que Panamá tiene una muy buena posición para desarrollar un hub de alimentos.

Ahora bien, es importante entender que los alimentos están dentro de la Liga de Campeones de la logística. Eficiencia y rapidez son esenciales en el transporte de productos perecederos. Panamá carece de transporte rápido entre sus centros de producción y su hub logístico en el centro del país. Los puertos de Panamá no están bien equipados para manejar carga consolidada y depósitos fríos de alimentos. Hay todavía muy pocas facilidades que puedan desempeñar servicios de valor agregado. Los procedimientos de fronteras toman mucho tiempo valioso.

El otro reto que Panamá enfrenta para desarrollar un hub de alimentos es la innovación en agricultura. En los Países Bajos las empresas involucradas en el cultivo, depósito, manejo, distribución y embalaje, son altamente especializadas y tienen un alto grado de mecanización y automatización. Por ejemplo: las cebollas holandesas son producidas tan eficientemente que, aún con los costos de transporte y un 70 % de tarifa de importación, son más baratas que las cebollas panameñas.

Al reunirme con productores panameños durante el Día del Productor en Chiriquí, me impresionó la pasión que tienen por su importante labor. Pero hubo también un sentido de pérdida, debido a la disminuida importancia de la agricultura para la economía de Panamá. Si Panamá logra integrar logística y agricultura, este declive se puede tornar en una fuente de crecimiento económico. Esto requerirá de una fuerte visión del Gobierno y cooperación entre todos los interesados: Gobierno, sector privado e instituciones de conocimiento.

Los Países Bajos está listo para trabajar con Panamá hacia esta meta. Los puertos de Rotterdam y Ámsterdam están ya trabajando con el Gobierno de Panamá para agilizar los procedimientos de frontera, implementando la plataforma de comunicación Paperless Portbase que ellos han desarrollado. Los institutos holandeses de conocimiento de agricultura, como la Universidad de Wageningen, prestan ayuda a Gobiernos en todo el mundo. Ellos pueden aconsejar al Gobierno de Panamá sobre una estrategia público-privada para desarrollar el hub de alimentos. Y empresas holandesas pueden invertir en agricultura de gran escala y facilidades agro-logísticas. Estamos contentos con que el ministro Carles visite los Países Bajos pronto para conocer sobre estas oportunidades.

*EMBAJADOR DEL REINO DE LOS PAÍSES BAJOS EN PANAMÁ.