Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Eric Jackson

Columnistas

De elecciones en EE.UU., panagringos y demócratas

‘Somos panagringos (...). (...) esa parte de nosotros que es panameña es también la razón por la que hacemos campaña para Hillary...'

‘Yo no pertenezco a ningún partido organizado. Soy un demócrata', Will Rogers.

Somos panagringos, personas con doble nacionalidad que tenemos un poquito de los dos mundos. Para algunos de nosotros, nuestro idioma natal es el español, pero otros compartimos en inglés y viceversa.

Algunos de nosotros nacimos como ‘dobles' —en Panamá de padres gringos, en EE.UU. de padres panameños, o en cualquier lugar de parejas mixtas de las dos nacionalidades.

Algunos de nosotros llegamos a nuestra doble nacionalidad por las diversas rutas de naturalización. Hay personas que pueden presumir de ser extranjeras que hablan el español con un fuerte acento, pero que llevan cédulas panameñas. Hay gente que por su apariencia, voz y contexto social parece puramente panameña, pero junto con su cédula lleva un pasaporte estadounidense.

¿El famoso actor, comediante y columnista Will Rogers (1879-1935) cuya cita aparece arriba? Él era, de acuerdo con la ley de EE.UU., también ciudadano doble —tanto de EE.UU. como de la nación indígena Cherokee. Y también era miembro de nuestro partido, el Partido Demócrata. En sus tiempos, como en los nuestros, hubo muchas divisiones en nuestro partido, incluyendo sobre los derechos de las naciones indígenas. Pero el presidente de entonces, Franklin D. Roosevelt, como nuestro presidente mártir John F. Kennedy y hoy, Barack Obama, han sido firmes defensores de las naciones originales de América del Norte. Hoy vemos el trabajo de Obama para detener la construcción de un oleoducto a través del suministro de agua de los Sioux en Dakota del Norte, el bloqueo de un plan republicano para expropiar tierras de los indígenas Apache en Arizona para transferirlas a una empresa minera, y reconocer que los indígenas hawaianos sí existen y tienen derechos culturales.

Sí, nosotros los demócratas tenemos nuestras diferencias entre nosotros. Demócratas en el Extranjero, en Panamá y en otros países, votamos en su mayoría por Bernie Sanders en la primaria. Sin embargo, hemos cerrado filas con Hillary Clinton, porque compartimos un sentido de la justicia que los republicanos no poseen.

Podemos discutir sobre la política exterior, como hemos argumentado sobre la guerra de Vietnam. Podemos discutir sobre la economía, ya que todavía estamos discutiendo entre nosotros sobre los acuerdos comerciales, pero todo eso palidece ante Donald Trump.

La falta de respeto contra los mexicanos, contra todos los estadounidenses hispanos, contra las mujeres, es suficiente información para crear una imagen de él. La posición apenas disimulada de su partido sobre que las vidas de los afrodescendientes no importan, su historia propia de negarse a alquilar apartamentos a los negros, el compromiso de él y su partido de acabar con la larga tradición estadounidense sobre la libertad religiosa, su promesa de que, si es elegido, tomará presos políticos, incluyendo a Hillary Clinton, su negativa a aceptar el resultado final de los próximos comicios, se trata de algo nuevo. El hijo de un hombre detenido en una reyerta del Ku Klux Klan, Donald Trump, es la cara de una propuesta totalitaria norteamericana.

Sí, él dice que va a ejecutar el Gobierno como un negocio. Sin embargo, tanto panameños como estadounidenses saben que esto significa realmente la intención de dirigir el Gobierno para el beneficio de algunos negocios específicos, primordialmente de sus propios negocios.

En Panamá, la última encuesta de Dichter & Neira indica que la gran mayoría de los panameños cree que la elección de Donald Trump sería mala para Panamá. ¿Es una sorpresa que los panameños más ricos prefieran a Hillary Clinton sobre el candidato del partido tradicional de los ricos? No debería.

Trump envenenaría las relaciones de EE.UU. con América Latina e iniciaría guerras comerciales que pueden herir el transporte y el comercio, esenciales para la economía panameña.

Somos panagringos, ni carne ni pescado, pero algo más que la suma de nuestras partes. Y esa parte de nosotros que es panameña es también la razón por la que hacemos campaña para Hillary Clinton.

*ERIC JACKSON ES PERIODISTA Y DIRECTOR DE COMUNICACIONES DE DEMOCRATS ABROAD PANAMA, E-MAIL: E_L_JACKSON_MALO@YAHOO.COM; JAN WOOLFORD ES CORREDOR DE SEGUROS, ESTUDIANTE DE DERECHO Y MIEMBRO DE LA JUNTA DIRECTIVA DE DEMOCRATS ABROAD PANAMA, E-MAIL: JAN_WOOLFORD@HOTMAIL.COM; JOSÉ BONILLA ES ADMINISTRADOR DEL EQUIPO NACIONAL DE FUTSAL Y SECRETARIO DE DEMOCRATS ABROAD PANAMA, E-MAIL: BONILLA.360@HOTMAIL.COM. EL PRESIDENTE DE DEMOCRATS ABROAD PANAMA (DEMÓCRATAS EN EL EXTRANJERO DE PANAMÁ) ES PHIL EDMONSTON, ESCRITOR, E-MAIL: LEMONAID@EARTHLINK.NET.