Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Avatar del Ernesto A. Holder

Ernesto A. Holder

Columnistas

La capacidad de enfocarse

No se fundamentan los programas de los partidos sobre la base de conceptos sociales o ideológicos que de verdad sirvan de plataforma para la formulación de estrategias y programas de desarrollo

La capacidad de enfocarse
La capacidad de enfocarse

Me asalta la curiosidad por saber qué hubiera ocurrido si alguien, cualquiera, sentado en uno de esos Consejos de Gabinete, hubiese abierto la boca para decir: ‘Esa no es una buena idea, Señor Presidente.

Enfoquemos nuestros esfuerzos en el asunto de La Estrella de Panamá o la impunidad, Señor Presidente. Dejemos ese tema'. Lo de los jamones no fue una buena idea.

La pobreza y sus razones son de suma complejidad. A lo largo de la Biblia, por ejemplo, se habla insistentemente sobre los pobres. Otras referencias se dan en el marco de filosofías político-sociales.

La CEPAL señala que: ‘La noción de pobreza expresa situaciones de carencia de recursos económicos o de condiciones de vida que la sociedad considera básicos de acuerdo con normas sociales de referencia que reflejan derechos sociales mínimos y objetivos públicos. Estas normas se expresan en términos tanto absolutos como relativos y son variables en el tiempo y los diferentes espacios nacionales'.

Dice el Banco Mundial que la pobreza es: ‘un fenómeno multidimensional que incluye incapacidad para satisfacer las necesidades básicas, falta de control sobre los recursos, falta de educación y desarrollo de destrezas, deficiente salud, desnutrición, falta de vivienda, acceso limitado al agua y a los servicios sanitarios, vulnerabilidad a los cambios bruscos, violencia y crimen, falta de libertad política y de expresión.'

Se debe actuar con firmeza para corregir las desventajas. Desde el escritorio ejecutivo de los que ostentan el poder político y económico... hasta el hombre o la mujer común de la calle que cada día más parece inmune ante las necesidades ajenas.

Los problemas sociales están insistentemente presentes. A las clases más necesitadas les asfixian dificultades que no parecen superables por múltiples razones; entre esas, su propia condición de rebaño a disposición de los poderes constituidos. Eso ha generado corrupción y la violencia social que produce.

Igualmente, en el seno de los grupos políticos: la lucha por los espacios, el individualismo y el clientelismo.

No se fundamentan los programas de los partidos sobre la base de conceptos sociales o ideológicos que de verdad sirvan de plataforma para la formulación de estrategias y programas de desarrollo.

Eso debe llevarnos, en convivencia pacífica, a que se gobierne para todos. Que haya condiciones sociales que hagan justicia a los más necesitados.

Que las posibilidades de crecimiento y desarrollo sean iguales para todos. Que haya una justa distribución de las riquezas que genera la Nación y que acabe el juega vivo. Es más que la falta de entendimiento y visión, es cultural.

Dice Pedro Rivera que la psique del ser humano ‘...se construye en relación directa con la sociedad y la cultura'.

La ruina del proceso educativo, el pobre papel de los medios de comunicación y el clientelismo de los poderes políticos han desnaturalizado la sociedad y desfigurado su sentido de cultura.

La lucha por superar la pobreza, la inequidad y el desamparo en la que viven a diario los sectores vulnerables de la población ha perdido su norte. Y la reconstrucción de nuestras psique elemento fundamental para un verdadero cambio social es vital para la supervivencia.

En el círculo de tecnócratas que nos han venido gobernando en los últimos años hay una máxima que señala que si no puedes medir algo, no debes hacerlo.

En el círculo de tecnócratas que nos han venido gobernando en los últimos años hay una máxima que señala que si no puedes medir algo, no debes hacerlo.

La venta de casi tres millones de balboas ?en jamones, no sé cuáles eran los métricos, pero para mí se ha podido medir de varias maneras.

Dinero que se inyecta a la economía nacional; apoyo para el productor nacional de ese rubro (y parece que también para los que importan jamones); y desafortunadamente, ha servido para medir el nivel cultural del gobierno y de un sector de la población.

Lo actuado con los jamones nos han aclarado a todos las falencias de lado y lado y un entendimiento sobre lo que nos aguarda a la vuelta del calendario: una sociedad en decadencia desde todas sus esquinas.

Ese jamón no dura ni una hora en la mesa de una familia pobre. Enfóquese en los asuntos importantes.

?Tres millones de dólares para apoyar al Ministerio Público tiene el potencial de recuperar muchos más millones que se han robado del erario público.

Y con lo recuperado, pudiéramos hacerle justicia a esa clase social, iniciar un proceso de educación y desarrollo para alcanzar un entorno culturalmente superior.

COMUNICADOR SOCIAL