Temas Especiales

23 de Apr de 2021

David Acosta

Columnistas

Meta del imperialismo: cerrar La Estrella y El Siglo

Una meta proyectada por el imperialismo yanqui es cerrar a dos periódicos combativos de la soberanía nacional

Una meta proyectada por el imperialismo yanqui es cerrar a dos periódicos combativos de la soberanía nacional. Y es que estos periódicos han servido a los patriotas de todos los tiempos para defender la soberanía del país. Desde su fundación ambos medios de comunicación juegan ese papel soberano. La Estrella de Panamá guarda en todas sus páginas toda la historia de la nación antes de 1903 y después de esa fecha que conmemora la separación de Panamá de Colombia. Es una reliquia histórica que hay que cuidar como si fuera un tesoro nacional. El Siglo con su antecedente La Hora ; periódico que jugó un papel muy importante en el rechazo del Convenio Filós-Hines.

Este Convenio permitía bases militares gringas por cien años. Afortunadamente, el Instituto Nacional, con su toque de campana el día 12 de diciembre de 1947, sonada por este servidor, dio al traste ese nefasto acuerdo entre la oligarquía panameña y el ‘coloso' del norte. Se sumaron la Federación de Estudiantes, el Partido del Pueblo, el Frente Patriótico de la Juventud, la Asociación de Maestros y Profesores y todo el pueblo panameño. En cuanto a las luchas de El Siglo son meritorias, con páginas populares que las lee el pueblo y las espera, porque en ellas se hallan sus problemas cotidianos: barriadas sin agua, luchas inquilinarias, defensa de los productores, maestros y toda la gente de la clase humilde.

El presidente Varela debe tomar muy en serio estos medios de comunicación que defienden al pueblo. El presidente, además, debe reclamarle a EUA ¿por qué el dueño de estos dos medios, Sr. Abdul Waked, es ultrajado en la Lista Clinton? Esta Lista Clinton no ha presentado ninguna prueba del lavado de dinero del Sr. Waked. ¿Será que esto es un plan tenebroso para que los citados periódicos pasen a manos de los intereses norteamericanos y a los intereses de la familia Varela?

¿Quiénes son los compradores? Todos los sindicatos de periodistas a los cuales pertenezco han protestado por este abuso a la libertad de expresión. Que sepan los enemigos de estos diarios históricos que encontrarán a todo un pueblo combatiendo contra sus intereses diabólicos.

¡Viva la libertad de opinión en Panamá!

PERIODISTA