Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Avatar del Ernesto A. Holder

Ernesto A. Holder

Columnistas

Políticos humanistas

Hoy nos debatimos entre los que tienen algo que ocultar y los que actúan con perspicacia para su beneficio propio

Políticos humanistas
Políticos humanistas

El fallecimiento del Doctor Ricardo Arias Calderón la semana pasada y, ante todo, el reconocimiento de sus aportes y a su desempeño singular en el quehacer nacional, llama a la reflexión sobre el papel del ciudadano al asumir como necesario su participación en las actividades de la Nación: lo que debe ofrecer y lo que debe, al final, adquirir.

De acuerdo o no con sus ideales y su postura política, los comentarios, francos y honestos de aliados o adversarios, enaltecen la figura del hombre comprometido a las causas que motivaron su entrega… sostenida por una visión filosófica e ideológica sobre la vida en sociedad.

¿A quiénes llamamos líderes? Hoy nos debatimos entre los que tienen algo que ocultar y los que actúan con perspicacia para su beneficio propio (enfocados en ellos mismos). "Nada es más necesario que la verdad y, con relación a ella, todo lo demás no tiene más que un valor de segundo orden", señaló Nietzsche. Esta entrega es producto de la revisión de una serie de conceptos planteados en este espacio a lo largo de los años sobre el hombre y la mujer, el ciudadano… y su participación.

‘Liderazgo es elevar la visión de un hombre a niveles más altos, es aumentar el desempeño de un hombre a estándares más importantes, es la formación de la personalidad de un hombre más allá de sus limitaciones normales".

Cuando en enero de 2008 publiqué ‘Cinco buenas o descabelladas propuestas', sobre la campaña electorera que avecinaba, concluí diciendo que: ‘El modelo actual nos encamina a la destrucción social'. Decía que ‘… nos alejamos más cada día de las posibilidades reales de que nuestros líderes y en especial los políticos, sean vistos por las nuevas generaciones como modelo a seguir, por el simple hecho de que nos han fallado con la verdad.'

Para ese entonces proponía, entre otras cosas que: 1-‘Los partidos políticos donen lo que gastarán en propaganda y publicidad política, en ‘salves o toallas', gorras, afiches y pancartas, etc., para equipar escuelas o centros de salud en las regiones rurales y en las áreas más necesitadas…'; 2- Descarten ‘para este periodo la actividad político-electorera habitual y que los partidos y líderes políticos acuerden llevar sus propuestas y mensajes a la ciudadanía mediante actos y actividades culturales…'; y 3- ‘Que los partidos políticos se tomen el tiempo y muestren interés en educar, tanto política como intelectualmente, a todos sus candidatos a puesto de elección….'.

También propuse que eligiéramos humanistas por su visión sobre el aporte que la humanidad puede hacer para sobrevivir las faltas y debilidades de su propia creación. En ese marco, Peter Drucker, teorizando sobre la cualidad del individuo, señalaba que: ‘…el líder que básicamente se enfoca en él mismo va a engañar". (‘The leader who basically focuses on himself or herself is going to mislead'). Dice Drucker: ‘Liderazgo es elevar la visión de un hombre a niveles más altos, es aumentar el desempeño de un hombre a estándares más importantes, es la formación de la personalidad de un hombre más allá de sus limitaciones normales". Eso se logra, según Drucker, mediante ‘estrictos principios de conducta y responsabilidad, altos estándares de desempeño y respeto por el individuo y su trabajo'.

Por otro lado Max Weber, filósofo alemán, puntualizó que: ‘El político debe tener: amor apasionado por su causa; ética de su responsabilidad; mesura en sus actuaciones." Y no me canso de decir que la primera causa que debe tener cada político, cada panameño, cada habitante de este país, es el bienestar y la construcción de una mejor sociedad.

Ha muerto el Doctor Arias Calderón, político y humanista, en un tiempo en que gobiernan los otros. Los que nos tienen indignados por el rumbo de corrupción y degradación política que ha tomado la cosa pública. Tecnócratas y embusteros que han cambiado las artes por el concreto. En el proceso han dañado y desvirtuado, quizás para siempre, la noble imagen del político visionario, entregado y comprometido con sus ideales de trabajar para una Patria más justa, de esos que ya sólo se leen en los libros de historia.

Hay algunas cosas en las que uno prefiere no tener razón, pero en 2008 ya se veía la necesidad de que los diversos sectores de la sociedad ejecutaran correctivos para salvarnos de nosotros mismos (los elegidos y los que elegimos). Pero no nos equivoquemos: tenemos un gran número de panameños humanistas… probos y centrados ideológica y filosóficamente sobre el camino que debe seguir el desarrollo social. Hace falta que los reclutemos y que quieran servir.

COMUNICADOR SOCIAL.