Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Guillermo Clément

Columnistas

Dolor + Reflexión= Progreso

Suena ciencia ficción, pero es la realidad hoy.

Ray Dalio, financista americano considerado por la revista Times unas de las cien personas más influyentes en el mundo, hace poco publicó su primer libro: ‘Principios de vida y trabajo'. El mismo, describe cuál ha sido la fórmula de éxito que ha llevado a su empresa ‘Bridgewater Associates' a ser uno de los administradores de inversiones más grande del mundo, manejando aproximadamente ciento cincuenta mil millones de dólares. Otros lo han descrito como el Steve Jobs de las inversiones.

Dalio describe sus ingredientes para el éxito de forma muy detallada en su libro. Entre los que más destacan, a mi parecer, son el tema cultural dentro de la empresa y el uso de la tecnología como base de apoyo en la toma de decisiones.

Para resumir, el tema cultural se basa en un principio de transparencia radical y un sistema meritocrático, donde toda opinión es válida siempre y cuando el expositor sintetice su lógica y sea abierto a ser cuestionado y criticado. Las mejores ideas prevalecen.

Segundo, Dalio le acredita mucho a la tecnología, ya que su empresa Bridgewater almacena de forma granular y segmentada datos de interés dentro su propio sistema inteligencia artificial (AI). El mismo procesa datos con distintos algoritmos emitiendo al final un resultado, el cual lo ayuda a ser más eficiente en la toma de decisiones. Suena ciencia ficción, pero es la realidad hoy.

Ambos ingredientes los empieza a utilizar de forma religiosa a mediados de los ochenta en el siglo pasado, después de que su compañía sufrió considerables pérdidas que lo llevaron al borde de la quiebra.

Fue durante esta etapa de extremo dolor que reflexiona y determina cuáles son los problemas que lo hicieron fracasar y diseña un nuevo camino llevándolo a alcanzar metas audaces.

Concluye que la evolución nace de la siguiente ecuación: Dolor + Reflexión= Progreso. Esta conclusión de Dalio me ha hecho reflexionar profundamente sobre una de las crisis más grandes que ha tenido Panamá en el sistema de salud y la contribución de muchas personas para superarla: la KPC.

DOLOR: A mediados del año 2011, el Complejo Metropolitano Arnulfo Arias Madrid fue atacado por una bacteria hasta entonces poco conocida, llamada Klebsiella pneumoniae o KPC. Este agente invisible logró desplazarse aceleradamente a través del nosocomio, no hubo forma de detenerla. Bacterias (KPC), esporas (Clostridium Dificile), hongos (Cánida) son un problema general en todos los hospitales del mundo.

El brote de KPC en el 2011 sin embargo, fue diferente a muchos otros, ya que fue reconocido a nivel mundial como uno de los más grandes de la región y no olvidemos que el mismo llegó a los medios de comunicación y redes sociales y en su momento doctores y funcionarios administrativos estaban siendo demandados por los familiares de los pacientes afectados. La KPC enlutó a muchas familias panameñas.

Fue este nivel de DOLOR, esta crisis, lo que permitió a toda la institución entrar en una REFLEXIÓN general y se encaminaron a un mejor control para crear estrategias y que esto no volviese a ocurrir. El simple hecho de que todos estaban siendo catalogados como responsables permitió que no hubiese resistencia a los cambios. Todos estaban en la lupa, en la mira y había que resolver.

REFLEXIÓN: Con los participantes de la institución abiertos al cambio, la administración general implementó un nuevo cambio cultural denominado proyecto ‘Tolerancia Cero'. En resumidas cuentas, el mismo llevaba un control de todas las posibles causas de infecciones asociadas a la salud. El enfoque principal era observar los resultados semanales (tasas de infecciones-efecto) a medida que iban controlando sus posibles causas. Campañas de lavado de manos, protección personal, nuevos protocolos y otros programas fueron diseñados, implementados y con una comunicación continua a sus participantes.

Las tasas de infecciones bajaron de forma acelerada con las primeras medidas, pero faltaba algo neurálgico: el uso de tecnología en la desinfección. Estudios en los EE.UU. demostraban que la limpieza tradicional deja alrededor de 60 % de bacterias multirresistentes en las superficies. Pensamos que dejamos las superficies limpias, cuando en realidad no lo están.

Después de casi un año de evaluación de distintas tecnologías de descontaminación, eligen el uso de peróxido de hidrógeno activado, cuyo origen venía de la batalla en los EE.UU. contra el ántrax maligno en el 2001. Adicionalmente se implementó un sistema de control de superficies que evalúa el cumplimiento de protocolos con el potente oxidante en áreas asignadas.

PROGRESO: A seis años desde la crisis y más de treinta mil tratamientos de descontaminación documentados dentro del Complejo Hospitalario Metropolitano Arnulfo Arias Madrid podemos confirmarle a nuestros asegurados que el servicio ha evolucionado, gracias al cambio de cultura que se implementó y al acceso de nueva tecnología de descontaminación y control. La solución no es de una persona ni de un producto sino más bien por sincronización de toda la institución para alcanzar la meta más audaz: salvar vidas.

Para concluir, Ray Dalio describe que el problema principal que tiene la humanidad hoy es la sensibilidad del ego para aceptar si estamos en lo correcto o equivocados e identificar cuáles son nuestras fortalezas y debilidades.

Las crisis, lamentablemente, por más fuertes que sean, nos hacen reflexionar y sacan lo mejor de nosotros. En las más grandes crisis están las más grandes oportunidades.

EMPRESARIO