La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Saúl Rolando Cortéz Chifundo

Columnistas

Realidad o historia fabricada

Próceres ya desaparecidos, compiladores y aficionados por la historia, enaltecieron la figura de Aminta Meléndez dada su vinculación, desde Colón

Próceres ya desaparecidos, compiladores y aficionados por la historia, enaltecieron la figura de Aminta Meléndez dada su vinculación, desde Colón, con la alegoría independentista, la Gloria y la génesis de la República en 1903. Incluso, se erigió en dicha ciudad, un monumento (busto) –hoy, en estado ruinoso– en su honor. Sin embargo, una reflexión crítica sobre su ‘heroica participación' podría advertir la posibilidad de una construcción mental o Historia fabricada.

No pasa por inadvertido, que la alegoría heroica con la que los desaparecidos líderes de la conjura y posteriores compiladores o aficionados de la historia insuflaron dicha personalidad hasta elevarla a iconografía histórica, es parte de un proceso que tiene más de factográfico que de científico. ‘Y evidentemente, la mera cronología o factografía, aunque implique trabajo intelectual en mayor o menor grado, no hace de la Historia propiamente ciencia'. (Montiel, M. 16:1980).

Al igual que el Derecho, la Historia es una ciencia de pruebas. La evidencia es un elemento sui géneris en la investigación histórica. Esa carta confidencial que debía entregar al Dr. Manuel Amador Guerrero de parte de su padre, con el objeto de solicitar el apoyo del general Herbert O. Jeffries para la captura del navío colombiano Cartagena, es el dato o evidencia faltante. Sin esta, todo, es de carácter descriptivo o apenas, rudimentario. ‘es solo el primer paso por el camino hacia el cumplimiento de la tarea científica' (Hosak, L. y otros. 2: 1965).

La dilucidación crítica del hecho (pretensión explicativa), a través del análisis metódico de las fuentes, complementa la descripción con juicios verdaderamente científicos. Es un trascender a lo científico, a través de la interpretación de los hechos históricos o trabajo intelectual más sesudo, en el que la confrontación con las evidencias (indicios materiales), a través de un proceso crítico constructivo, es crucial.

La investigación histórica, también reproduce el modelo hipotético-deductivo de la investigación científica. ‘El historiador reúne sus datos, elabora una hipótesis interpretativa para explicarlos, examina la conveniencia de esta hipótesis y busca por todos lados datos adicionales con los cuales lo adecuado de esta hipótesis puede ser probado' (Montiel, M. 18:1980). Ello, hace parte de los estudios históricos científicamente elaborados y modernamente tratados.

Queda claro, entonces, que la magnanimidad de Aminta Meléndez respecto a la consolidación del movimiento independentista de 1903, no debe darse por cierta ni conclusa. La prueba o evidencia (Carta) vinculante, no ha sido constatada. Por tanto, la memoria nos brinda una inacabada y porfiada construcción del pasado. Al respecto, la invención ideológica de los sectores dominantes, podría haber tomado parte.

En suma, ante lo inacabado del proceso investigativo, no puede descartarse que se tratase de un proyecto ideológico deliberado de la burguesía comercial, quienes con miras a reservarse el protagonismo histórico de la secesión de 1903, se acogieron a una interpretación fabricada y acomodada sociopolíticamente. Aunque, enteca a la luz de la nueva ciencia histórica. ‘… porque el pasado fabricado, como en nuestro caso, se apoya en cimientos muy frágiles, precarios y elementales' (Castillero C, A. 19:2007).

DOCENTE