La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Avatar del Clarence C. King

Clarence C. King

Columnistas

Dios, ciencia y los ateos (I)

‘Sus [...] comentarios sobre los cristianos y la Iglesia católica, hablan de muerte espiritual'

Leí en el diario La Estrella del día 17 de febrero pasado una entrevista hecha a un conocido ateo de la localidad, y, aunque no pretendo hacer una réplica al mismo, prefiero ahondar sobre la relación entre Dios y la ciencia y el analfabetismo bíblico promovido por personas ateas con motivos malsanos que tratan de refutar y deshacer a un Dios en el que no creen.

Dan Brown, el célebre autor del libro ‘Origen' y de ‘El código Da Vinci', ha dicho, para el consumo de los ateos, que ‘Dios no puede sobrevivir a la ciencia, y que los avances tecnológicos conectarán a las personas de tal manera que no tendrán más necesidad de un Dios'. En su obra, El código Da Vinci, Brown cuestionó la historia del cristianismo y sugirió que Jesucristo pudo haber engendrado un hijo con María Magdalena.

El prominente autor David Kupelian, aseveró que el hombre aspirando a ser Dios era el pecado original de Adán y Eva. Desde el principio de los tiempos, la humanidad ha tratado de reemplazar a Dios, dijo. Lo intentaron en la generación de Noé y lo intentaron en Babel. A lo largo de la Biblia, los paganos intentaron actuar como si el Dios del universo fuera irrelevante. Hoy en día, ateos, humanistas, comunistas, socialistas, fascistas y satanistas intentan reemplazar a Dios con su dogma. Pero así como Dios sobrevivió a todos estos, sobrevivirá a la inteligencia artificial. Él creó la inteligencia que está tratando de deshacerlo.

Kupelian señaló que Dan Brown al preguntar: ‘¿sobrevivirá Dios a la ciencia?' que eso es un lenguaje en código ateo estándar que significa: ‘Dios es solo un mito del que las personas ignorantes, supersticiosas y tontas necesitan para dar sentido a sus vidas y orden a su sociedad, pero a medida que la ciencia y el conocimiento avanzan, la necesidad de lo sobrenatural desaparecerá'.

Pero esta creencia, en la historia de la ciencia, dijo, es solo una aberración momentánea en una época confusa, porque la mayoría de los científicos visionarios verdaderamente grandes del pasado eran fuertes creyentes en Dios, y entre más se adentraban en el tejido de la creación, a través de sus trabajos, más se asombraban y reverenciaban al Creador.

Los grandes científicos del pasado fueron todos de una sola línea, como Copérnico, quien escribió: ‘El mundo ha sido construido para nosotros por el Mejor y Más Ordenado Trabajador de todos', y Galileo quien dijo, ‘Dios es conocido por la naturaleza en sus obras y por la doctrina en su palabra revelada' y Pasteur, quien dijo: ‘Cuanto más estudio la naturaleza, más me sorprendo de la obra del Creador' y, por supuesto, Isaac Newton, quien escribió ‘Cuando observo el sistema solar, veo la Tierra a la distancia correcta del sol para recibir las cantidades adecuadas de calor y luz. Esto no sucedió por casualidad'.

‘¡Qué extraño que los ateos arrogantes de hoy se imaginen a sí mismo como portadores de la antorcha de la verdadera ciencia!, dijo Kupelian, cuando en realidad son solo tristes, patéticos y orgullosos intelectos, en una vergonzosa negación de la evidencia de un Creador que les grita desde todas direcciones'.

La pregunta formulada por Dan Brown, ‘si Dios sobrevivirá a la ciencia', según el autor Carl Gallup, ‘la verdad es que Dios es el inventor de la ciencia y todo lo que abarca. Desde las partículas cuánticas y la física que las hace trabajar para juntar nuestro universo, hasta las galaxias de la expansión del cosmos —el Sr. Brown algún día descubrirá esta verdad de manera personal y temo que podría ser muy tarde en ese punto'.

Permítame agregar a los comentarios anteriores que Dios hizo el universo tan complejo que el hombre nunca lo comprenderá. Podrías pasar diez o más períodos de tu vida completa estudiando solo la luz, y nunca entenderlo todo. Lo mismo con cualquier campo de la ciencia.

El hecho de que la creación existe, testifica que tiene que haber un Creador, y como la vida tiene que ser creada por otra Vida, y sin la vida en primer lugar, no puede haber vida, entonces la carga de la prueba está siempre en el ateo para demostrar que Dios no existe.

El verdadero problema es que el orgullo ateo no les permitirá someterse a la autoridad de Dios, y que si admiten que Él existe, entonces tendrán que obedecerlo. Sus calumniosos comentarios sobre los cristianos y la Iglesia católica, hablan de muerte espiritual.

PLANIFICADOR JUBILADO.