Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Genaro Villalaz García

Columnistas

De encuestas electorales a sondeos de opinión

Los sondeos te dan respuestas de manera instantánea y con los resultados de las encuestas puedes realizar distintos tipos de análisis

Las encuestas científicas representan el método de investigación más eficiente y ampliamente utilizado para obtener la opinión del público para un tema determinado.

Esta metodología es la más utilizada para predecir resultados en los procesos electorales, por lo que es muy importante definir la muestra; es decir, el número de personas que participarían en la encuesta que incluye edad, sexo o el número de habitantes por segmento electoral. Se debe lograr una representación equilibrada y precisa de la población general que se va a encuestar. Con esa información es que se calculan los márgenes de confianza y error en la encuesta.

En ese sentido, los sondeos solo sirven para tener un panorama general sobre una situación específica y las personas que participan lo hacen de manera voluntaria o por tener interés en el tema, sin que medie una proporción específica que garantice un resultado que pueda ser creíble. Por eso son cortos, simples y más rápidos que las encuestas, además de que no sirven para hacer otro tipo de valoraciones de manera cuantitativa o cualitativa.

Los sondeos te dan respuestas de manera instantánea y con los resultados de las encuestas puedes realizar distintos tipos de análisis. Un ejemplo sería realizar un sondeo sobre la elección de alcalde en un distrito y que lo haga una emisora de radio. No se puede controlar que llamen y voten extranjeros (que no tendrían derecho a voto) o personas que no vivan en esa circunscripción. Esa es una de las situaciones que desvirtúa el resultado de un sondeo.

Ambas formas de investigación de la opinión pública se pueden realizar por teléfono, en línea, en papel o incluso en persona. Cada tipo tiene sus ventajas y desventajas. Una encuesta comúnmente pide algún tipo de información personal, ya sea nombre, edad, teléfono, correo electrónico, dirección, etc. Esta información permite a los investigadores contactar al participante en caso de que se requiera realizar alguna pregunta adicional.

En los tiempos actuales, con la proliferación de sondeos y simulacros de votaciones, no se puede tomar decisiones o llegar a conclusiones adecuadas, porque estas formas de medición solo responden a la inclinación de los interesados que han participado y no pueden ser consideradas como lo que piensa el electorado en general.

El Tribunal Electoral de Panamá tiene tres (3) empresas registradas cuyas encuestas son avaladas, además de que el Código Electoral regula todas las actividades referentes a las encuestas y análisis que sean divulgados en un medio.

En conclusión, hay que tener cuidado al interpretar encuestas y sondeos que son solo reflejos de momentos y que pueden variar, dependiendo de las estrategias que desarrollen los candidatos a puestos de elección.

CONSULTOR