La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Gersán Joseph Garzón

Columnistas

Efectos económicos de la corrupción (I)

Introducción: La corrupción es un fenómeno que ha venido cobrando un creciente protagonismo

Introducción: La corrupción es un fenómeno que ha venido cobrando un creciente protagonismo, ya que se ha generalizado, siendo causante de destacados desastres económicos, afectación de familias, empobrecimiento, vulnerabilidad, falta de cumplimiento en el pago de pensiones, escasez de medicamentos, deterioro de la educación, empobrecimiento de la población, crea una crispación social, se constituye en un coctel de mucho peligro para la estabilidad de las sociedades y de la democracia. Pero también es un aldabonazo que revela las obligaciones de los ciudadanos en la defensa de la cosa pública, especialmente en los países latinoamericanos, con una baja institucionalidad y una historia de corruptos y corruptores, que han llevado a la quiebra a diversos Gobiernos, quedando esos actos completamente en impunidad.

¿Cómo podemos definir la corrupción? La corrupción es una descomposición social, se da en países desarrollados y subdesarrollados. La corrupción se constituye en un cáncer que invade a la sociedad, pero también tiene un componente resultado del deterioro institucional, o lo que hemos llamado ‘osteoporosis institucional'.

La corrupción se escenifica entre el sector privado y el sector público. En múltiples casos, la discrecionalidad de algunos funcionarios permite que se pongan en asocio funcionarios del sector privado o inversionistas del sector privado.

Paralelamente con la corrupción se da el lavado de dinero. Este fenómeno se ha presentado en varios países. En el caso de la crisis griega, se debe mucho a la corrupción de los Gobiernos predecesores que cometieron corrupción y la sociedad quedó comprometida.

Los medios noticiosos deberían tener como premisa la objetividad, de esta manera contribuirían a transparentar y poner en evidencia la corrupción. El Latinobarómetro, el índice de transparencia son elementos de ayuda, pero lo que más poder tiene es el empoderamiento de las comunidades, de los ciudadanos. La percepción es importante, pero también la efectividad.

En pluralidad de casos, las fidelidades son compradas mediante el clientelismo, ya sea mediante regalos de diversa índole, lo que impacta a las personas y las hace más flexibles y relajadas a la crítica.

Lo que es importante que la sociedad atienda, es que cada vez que hay un acto de corrupción esto lacera el futuro, vulnera, destruye el futuro de cada niño, porque esos dineros no se podrán utilizar para invertirlos en educación, mejorar la salud social, el pago de las pensiones de vejez.

Todo lo antes señalado nos presenta un panorama donde el futuro puede ser empeñado y serán afectados los adultos mayores, los niños discapacitados, los niños que estudian. Esto irrumpe con violencia en la ruptura de las posibilidades y genera un clima de inestabilidad social y política.

En la sociedad actual, aparencialmente parece existir una flexibilización que campea en el ambiente, y esto no es por falta de educación, más bien parece ser un efecto de la pérdida de valores de la sociedad en su conjunto.

En el pasado las personas más decentes y honestas eran las más humildes, los campesinos, indígenas y negros, la gente de campo, los pescadores, que poseían un código de honor el cual regía a la familia: ‘puedo ser pobre, pero no ladrón'.

La educación cívica y en valores.

Cuando la sociedad se introduce en el hedonismo, a la adoración, al fetichismo de la mercancía, a querer poseer, en lugar de ser; en esa medida se va concretando el deterioro de los valores sociales.

En la sociedad contemporánea, el prestigio social se da por aquella persona que tiene más, no por el que sabe más ni por el que tiene un cúmulo mayor de valores; al contrario, el concepto a valorizar es la posesión de recursos, ya sea activos, propiedades o rentas.

La importancia de los valores familiares es crucial en este campo. Los jóvenes son seducidos por el camino fácil, pero si la formación familiar es fuerte, esto dura para toda la vida.

Las normas, las creencias y las pautas de educación cívica orientarán. Podríamos decir que la mayoría de los jóvenes se inclina por hacer el bien. Las instituciones educativas deben promover la institucionalidad y la responsabilidad profesional, apoyadas en la ética.

Efectos de la corrupción

Cualquier acto de corrupción, sea de quien sea, deberá ser sancionado duramente. En pluralidad de ocasiones se percibe que es una temática que es más política, pero desde la economía y desde la ética, incluso desde la filosofía, podemos abordar el tema de corrupción y promover que se tenga intolerancia a la corrupción, ya que los efectos de la corrupción pueden estar gravitando la sociedad probablemente por los próximos 30 a 40 años.

La Ley debe ser aplicada en estricta legalidad, frente a los actos de corrupción comprobados. Debe existir un juicio justo y transparente, pero no puede mandarse bajo ningún concepto el mensaje de la impunidad, ya que esto tendría graves consecuencias para el sistema de justicia.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) señala que un aumento en el 10 % de la percepción de corrupción, medido por el indicador que han desarrollado, va a generar una pérdida de 2 % en el producto interno bruto. Paralelamente, podemos señalar que un aumento de la inversión pública, financiada por préstamos, puede comprometer la estabilidad financiera del país a mediano y largo plazo, al aumentar el endeudamiento. Con solo ver la situación de Grecia, que tuvo que privatizar los activos del Estado, puertos y aeropuertos. La corrupción impacta de manera profunda hasta más de cinco generaciones. El efecto es devastador y compromete el futuro de la sociedad.

¿Cuál es el peligro en el caso de Panamá? En realidad, si no se ataca el problema de la corrupción, es muy posible que, a futuro, podríamos perder nuestro principal activo, precisamente por los inadecuados manejos.

El Canal de Panamá, principal activo de todos los panameños, podría ser perjudicado como resultado de una mala gestión de Gobierno, si no hay una fiscalización, empoderamiento, participación ciudadana que permita seguir y tener transparencia en cada dólar invertido para el Bien Común y los mejores intereses del país.

Uno de los intentos para coadyuvar la transparencia, es la promoción del Gobierno en línea, con la consecuente reducción de los trámites burocráticos, para evitar los factores que favorecen la corrupción, por las trabas desarrolladas que se convierten en mecanismos que hacen el proceso de trámite engorroso, y da cuerpo a la justificación, para cobrar un emolumento ‘coima', para hacerlo de manera más ágil. Esto que es un acto de corrupción, da pie a lo que hemos llamado el Alzheimer Institucional *.

*Alzheimer Institucional. Planteada por el autor.

ECONOMISTA