Temas Especiales

03 de Apr de 2020

Jonathan Padilla

Columnistas

Cambio climático y perspectiva juvenil

El cambio climático es uno de los mayores desafíos de nuestra era y nos encontramos a tiempo para trabajar por nuestro planeta. Desde cambios meteorológicos que alteran la producción agropecuaria, hasta el aumento del nivel del mar que provoca el riesgo de inundaciones catastróficas.

El cambio climático es uno de los mayores desafíos de nuestra era y nos encontramos a tiempo para trabajar por nuestro planeta. Desde cambios meteorológicos que alteran la producción agropecuaria, hasta el aumento del nivel del mar que provoca el riesgo de inundaciones catastróficas. Son algunos de los efectos nos afectan a todos y no conocen de condiciones sociales ni económicas.

Si no se toman medidas adecuadas y pertinentes, será muy difícil para nuestros países adaptarse a estos nuevos cambios. En la actualidad, vivimos en una sociedad más consciente de los temas ambientales. Pero también necesitamos ser una generación que impulse y actúe en mejores estilos de vida en beneficio del ambiente.

Se habla mucho de cambio climático, en distintos escenarios: congresos, clases universitarias, reuniones de amigos y hasta en nuestros hogares. Esto enciende el interés de un tema que ya nos está pasando factura. A diario aparecen noticias con resultados caóticos los incendios en Australia y en la selva del Amazonas, son claros ejemplos de los impactos que hoy ocasiona el cambio climático en distintas regiones del mundo.

El cambio climático tiene y tendrá un impacto en todas las actividades que realiza el ser humano; también en todos los sectores que giran alrededor de nuestras economías: industria, pesca, ganadería, turismo, agropecuario, entre otros. Conocer los efectos del calentamiento global en cada región del país es clave para comenzar a adaptarnos a estos nuevos estilos de vida y es algo en que el Gobierno, empresa privada, partidos políticos, universidades, docentes, grupos organizados, medios de comunicación, gremios y sindicatos debemos sumarnos.

Esta grave situación causada por el cambio climático requiere de acciones a nivel global, respuestas soberanas de cada país elaboradas a partir del diálogo con las instituciones vinculadas al tema. El país debe jugar un papel clave en la búsqueda de mecanismos para manejar los desafíos del calentamiento global.

Uno de los efectos más palpables y visible es la sequía y sus consecuencias que tienen sus impactos en nuestras cuencas hidrográficas. Es importante asegurar la sostenibilidad del recurso hídrico y contribuir a mejorar el bienestar social y el desarrollo económico de todos los sectores de nuestro país. Pero para esto debemos sentar las bases con acciones claras y concretas, orientadas a promover una política de Estado, de orden prioritaria del tema; de manera que interactúen la parte interinstitucional con los demás sectores de la sociedad civil.

Panamá y muchos países de la región tienen un reto en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por ello resulta importante contar con el apoyo de la comunidad internacional con recursos financieros y técnicos, para la ejecución de políticas públicas destinadas a la adaptación y mitigación del cambio climático. Estas acciones deben ir acompañadas de los esfuerzos destinados a integrar las medidas de reducción del riesgo de desastres en las políticas y estrategias nacionales.

En los últimos meses estamos presenciando, a nivel mundial y nacional, cómo jóvenes piden a sus gobernantes mayores esfuerzos en el contexto ambiental. Como sociedad debemos estar dispuestos a comenzar por buenas prácticas en beneficio de nuestra casa común. Me siento muy inspirado por el valor, entrega, pasión y los principios del componente juvenil de la sociedad que claman por una acción por el clima.

Si no abordamos esta situación, se frenarán muchos de los avances logrados en los últimos años en materia de desarrollo. Y ya estamos viendo sus amenazas actuales, la pérdida de la biodiversidad, la escasez de agua y el deterioro de la salud humana.

Los jóvenes nos sentimos preocupados por este tema, pero también queremos ser parte de sus acciones y soluciones hoy. ¡Es el momento de actuar!

Educador social.