Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Frank De Lima

Columnistas

Los retos económicos del 2020

“Este análisis no tiene la intención de ser pesimista, [...]. El Gobierno ha heredado una situación económica y financiera [...] fuera de control [...]”

Recientemente, la Contraloría General de la República informó que el crecimiento del año 2019 quedó en 3 %, la mitad del 6 % que había estimado el Gobierno de Juan Carlos Varela cuando elaboró el presupuesto de ese año. Esta cifra del 3 % está muy por debajo del crecimiento del 5-6 % que debería tener nuestro país. El nuevo Gobierno se ha encontrado con unas finanzas públicas destruidas por el Gobierno de Varela y, por ende, tuvo que modificar los déficits fiscales permitidos para los próximos años, en aras de poder mantener un nivel de inversión pública saludable y así reactivar la economía.

“[...] ¿qué podemos esperar en Panamá este año? [...], el crecimiento del 2019 fue de 
solo 3 %, el más bajo desde la crisis financiera del 2008. Tenemos el viento en contra”

Sin embargo, el panorama que pinta para el 2020 no es nada prometedor. En el panorama mundial tenemos la crisis del coronavirus que está causando estragos a nivel global. China, literalmente, ha cerrado ciudades y fábricas, lo cual tendrá un impacto negativo en la segunda economía más grande del mundo. En el resto de Asia, el virus ha tenido impactos en Japón y Corea, al punto que está poniendo en duda las Olimpiadas del 2020. En Europa, se está restringiendo la entrada de extranjeros y algunos países han tomado la medida de cerrar universidades y escuelas. También exposiciones comerciales y eventos deportivos se han cancelado. En Estados Unidos, hay una elección este año y, aunque el temor de que el socialista Bernie Sanders sería el candidato demócrata ha disipado con la actuación de Joe Biden, mucho más moderado que Sanders, en las últimas primarias del Partido Demócrata. Pero todavía el tema político sigue siendo un factor para la economía de Estados Unidos agregado al factor del impacto del virus en la economía global. Ya muchas empresas importantes de la Bolsa de Valores han dicho que sus ganancias esperadas para este año serán menos por culpa del virus. La Reserva Federal tomó la decisión de bajar un 0.50 % la tasa de referencia con la esperanza de reactivar la economía, pero la reacción de los mercados bursátiles ha sido todo lo contrario. Lo más seguro es que la Reserva Federal vuelva a bajar la tasa Prime este año.

“El 2020 pinta complicado desde una perspectiva económica [...]. [...]. Localmente el 
Gobierno tiene sus ingresos comprometidos por el bajo desempeño de la economía”

Dicho todo esto, ¿qué podemos esperar en Panamá este año? Como mencione anteriormente, el crecimiento del 2019 fue de solo 3 %, el más bajo desde la crisis financiera del 2008. Tenemos el viento en contra. Con el tema de coronavirus es de esperarse que el turismo sea impactado. Mucha gente está, y estará, cancelando sus viajes por miedo el virus.

El Canal también se verá afectado. Comencemos por el hecho de que los lagos están por debajo de sus niveles de agua esperados. Ahora el comercio mundial está sufriendo porque China ha cerrado sus fábricas temporalmente y las navieras están reduciendo la cantidad de barcos que tienen navegando. Con una desaceleración económica global, también caerá la demanda de bienes, lo cual impactará la cantidad de carga que pase por el Canal. Esto significa que los ingresos del Canal bajarán y por ende su aporte que le hace al Gobierno nacional.

La construcción en Panamá, que es un gran generador de empleo y que tiene un efecto multiplicador en la economía, también está pasando por malos momentos. No se puede esperar que, de parte del sector privado, se dinamice este sector, ya que hay sobreofertas en oficinas, residencias de alto nivel y centros comerciales. Lo único que tiene movimiento son las viviendas de interés preferencial. Lo que puede dinamizar la construcción es que el Gobierno arranque 3-4 megaobras que generen miles de empleos. Estas deben ser el cuarto puente sobre el Canal, la Línea 3 del Metro, el Hospital del Niño, y otras obras que mejoren la infraestructura vial. Aparte de esto, reactivar las obras paradas, como la Ciudad Hospitalaria, Corredor de Playas, etc.

El 2020 pinta complicado desde una perspectiva económica para nuestro país. Los factores externos, como el coronavirus, tendrán un impacto negativo en la economía global. Localmente el Gobierno tiene sus ingresos comprometidos por el bajo desempeño de la economía. Ojalá la banca apoye reduciendo las tasas de interés, ya que la Reserva Federal ha bajado la tasa Prime, y así le dé un respiro a los consumidores y empresas.

Este análisis no tiene la intención de ser pesimista, sino más bien realista. El Gobierno ha heredado una situación económica y financiera que estaba fuera de control y ha tomado las medidas para corregirlo. Mas aún, están todos los factores externos arriba mencionados que hacen más difícil el empuje de crecimiento económico.

Algunas ideas para compensar lo anterior: una campaña fuerte promoviendo el turismo interno, y promoción de actividades nuevas dentro de Panamá, ya que muchos no estarán viajando al exterior. Lograr que los proyectos grandes de infraestructura mencionados arriba salgan adelante lo antes posible para dinamizar la economía. Que los bancos bajen sus tasas de interés. La puesta en marcha de proyectos bajo el esquema de Asociación Público-Privada, porque la capacidad del Gobierno de inversión pública está limitada, también ayudaría reactivar la economía.

Ex ministro de Estado.