Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Ricardo Levy

Columnistas

Libertad de tránsito por horario puede contribuir

Tarea difícil la que me propongo. Intuitivamente sé que no estoy alejado de una realidad matemática, racionalmente también soy consciente de que no cuento con la formación científica para sustentar mi hipótesis.

Tarea difícil la que me propongo. Intuitivamente sé que no estoy alejado de una realidad matemática, racionalmente también soy consciente de que no cuento con la formación científica para sustentar mi hipótesis.

La regulación del Gobierno de otorgar posibilidades de circulación en base al último número de la cedula, desde el punto de vista médico – epidemiológico, en mi humilde e ignorante opinión, es brillante.

Hasta la fecha, el haber estado en contacto con viajeros del exterior es un antecedente valioso para determinar el origen del contagio. En función del periodo de incubación, ese antecedente va perdiendo preponderancia.

El buscar focalización del origen del contagio es un elemento importante para combatir el flagelo. En primera instancia la ubicación geográfica de los contagiados es el primer elemento a considerar, pero en un pequeño país como Panamá y las facilidades de traslado hacen verdaderamente difícil sacar conclusiones con rigor científico.

La regulación de horario de salida por número de cédula y la estructura no consecutiva, estimo será científicamente empleada para determinar la factibilidad de prevenir futuros contagios.

Si desde el día que entró a regir la regulación y dentro del periodo de incubación se observa que una mayoría apreciable e importante de nuevos enfermos coinciden con la terminación del número de cédula, intuyo que será un elemento valioso para tomar medidas de prevención, pues se tiene perfectamente identificado un grupo de riesgo.

Si a lo expresado se incorporan los avances tecnológicos y los ciudadanos al momento de hacer uso de su franquicia horaria tuvieran un teléfono inteligente con una app y un GPS, que limitaran su radio de circulación sería un complemento maravilloso de información.

Sin dudas, los especialistas epidemiológicos sabrán cómo actuar y qué hacer, si cuentan con esa base de datos doblemente localizada y focalizada.

Pido anticipadamente disculpas, si lo que he escrito es solo una expresión de deseo de colaborar de alguna forma para superar el difícil momento que vivimos.

Abogado