Temas Especiales

05 de Mar de 2021

José A. Guilbauth G.

Columnistas

Las tecnologías educativas ante la ausencia de clases presenciales

Ante una crisis del acto didáctico de forma presencial en todo sistema educativo, los medios educativos surgen ya no como apoyo, sino como gestores de dicho acto.

Ante una crisis del acto didáctico de forma presencial en todo sistema educativo, los medios educativos surgen ya no como apoyo, sino como gestores de dicho acto. Hoy, nos referimos al momento que vive nuestro país con la llegada del CORONAVIRUS y la suspensión de las clases en las escuelas, colegios y universidades.

Momento este en que, mediante las tecnologías educativas tradicionales y nuevas, podrían desarrollar los contenidos de las determinadas asignaturas que se imparten en el presente trimestre o semestre. No hay duda de la utilidad y eficiencia de las tecnologías que existen en el medio socioeducativo. Lo importante es saber seleccionar aquellas compatibles con el tipo de aprendizaje de sus alumnos, las necesidades de aprendizaje y el perfil técnico que ofrece en sus funciones dicho soporte y así su utilidad con seguridad en el cumplimiento de la gran tarea de enseñar y los alumnos de aprender.

Lo importante en el diseño y elaboración de programas educativos con soporte tecnológico es tomar en cuenta la selección adecuada de los contenidos relevantes, las estrategias adecuadas para encontrar el conocimiento y todos aquellos apoyos que fortalecen la obtención significativa de los aprendizajes planificados.

Según Guilbauth 2018, toda la labor del docente en su aula es evaluada con los resultados de aprendizaje que pueda obtener con sus alumnos. Esa labor docente se hace científica en la medida en que el docente pueda diseñar y planificar el acto didáctico, mediante la selección, uso y evaluación de sus contenidos a desarrollar con apoyo o gestión de un soporte tecnológico apropiado.

Entre los medios y tecnologías que pueden emplear como apoyo fuera del soporte principal encontramos: audios, videos, cuadros, gráficas, mapas conceptuales, multimedias, e-books, blogs, página web, Ppt, manuales de autoinstrucción (módulos), Youtube, Tiching.

Otras tecnologías que pueden emplearse como soporte principal, son: plataformas virtuales, tales como Moodle, e-ducativa, Google Classroom, Caroline, e-learning Atutor y WordPress ÷ Plugin LMS.

Le corresponde al docente manejar adecuadamente esta gama de tecnologías que, aplicada para el desarrollo de contenidos educativos y cumpliendo unas características y posibilidades, podrá ser efectiva, si se aplica para lo que fue creada. De igual manera, no podemos olvidar las estrategias que se han planeado para su exitosa aplicación en el seguimiento y evaluación oportuna.

Estas herramientas, instrumentos y materiales harán más viables los caminos del aprendizaje efectivo, necesarios en la resolución de problemas del futuro profesional de una comunidad educativa, si todo se hace con una planificación tecnopedagógica de forma racional.

No olvidemos que el medio no enseña, sino la gama de estrategias oportunas y eficientes para que los alumnos puedan basarse, contrastar y experimentar información para la obtención de resultados de aprendizajes necesarios en la configuración de competencias indispensables en la formación profesional del panameño del futuro.

Tecnólogo educativo.