Temas Especiales

03 de Jul de 2020

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

Anunciamos nuestro retiro de la Mesa Tripartita

Conusi formalizó el 25 de junio su salida de la Mesa Tripartita del Diálogo por la Economía y el Desarrollo Laboral. Aceptamos participar en el esfuerzo tripartito, con el firme convencimiento de que el diálogo entre los sectores sociales debería ser el instrumento idóneo para preservar relaciones laborales que respeten los derechos básicos de los trabajadores, alcanzados a través de históricas jornadas de lucha.

Conusi formalizó el 25 de junio su salida de la Mesa Tripartita del Diálogo por la Economía y el Desarrollo Laboral. Aceptamos participar en el esfuerzo tripartito, con el firme convencimiento de que el diálogo entre los sectores sociales debería ser el instrumento idóneo para preservar relaciones laborales que respeten los derechos básicos de los trabajadores, alcanzados a través de históricas jornadas de lucha.

Desde el primer momento, demostramos compromiso y responsabilidad, tanto en la Mesa Principal como en las tres comisiones temáticas; presentamos y sustentamos propuestas integrales, que ponían como única condición la defensa de los principios en que se fundamentan los derechos laborales, individuales y colectivos.

Fuimos claros en decir que el diálogo iniciaba en momentos en que el Gobierno había adoptado e implementado medidas unilaterales de carácter sociolaboral que respondían a los intereses del sector patronal. A los trabajadores les suspendieron sus contratos de trabajo y fueron enviados a casa sin garantizarles una debida ayuda social que les permitiera mantenerse protegidos ellos y su familia sin necesidad de salir a exponerse a un contagio de la COVID-19.

Siempre dimos muestras de flexibilidad, cuando así fue necesario, con el único objetivo de llegar a acuerdos consensuados, lo que ha sido imposible por razones que no pueden ser imputadas al movimiento de trabajadores.

Los últimos acontecimientos nos llevaron a evaluar con serenidad el camino recorrido hasta hoy, llegando a la conclusión de que los objetivos que justificaban nuestra participación en la Mesa de Diálogo en beneficio de los trabajadores no se han logrado alcanzar y consideramos que esto es imposible en las actuales circunstancias.

Ante ello, decidimos retirarnos de la Mesa Tripartita por las siguientes razones.

A pesar de nuestras propuestas: bonos solidarios de B/.500.00 mensuales, a trabajadores informales y desempleados que permitan cubrir mínimamente la canasta básica de alimentos; renta básica mensual de 500.00 balboas; respetar los derechos laborales, salarios y prestaciones e impedir despidos; en la modalidad de teletrabajo reconocer a los trabajadores todos sus emolumentos, prestaciones, herramientas y condiciones de trabajo; no flexibilización de las normas laborales; moratoria real; reconocimiento de cuotas; defensa de los puestos de trabajo; impuesto a las grandes fortunas; no reducción de salarios; normas de bioseguridad.

El Gobierno optó por su cuenta en imponer: bono que no cubre el costo de la canasta de alimentos y que no llega a todos; en tres meses más de 70 mil trabajadores con contratos suspendidos no reciben nada, al igual que decenas de miles de desempleados, profesionales independientes y trabajadores informales; falsa moratoria; apoyo al sector bancario y gran empresa; endeudamiento público, sin que los recursos lleguen al pueblo; negligencia en el manejo de la crisis que ha provocado más de 500 muertos, etc.

Al margen de la mesa, la patronal viene adoptado rebaja de las jornadas de trabajo y reducción salarial; mantienen de hecho la suspensión de contratos de trabajo; gestionan despidos bajo la figura del mutuo acuerdo; presionan para el desconocimiento de la aplicación de los convenios colectivos; liquidando a trabajadores que mandaron a sus casas sin un centavo, gracias al Decreto 81; viola elementales derechos laborales; comprometen la vida de los trabajadores ante la falta de medidas de bioseguridad; los beneficiarios de un modelo económico atroz, que le permitió a un puñado de familias acumular grandes fortunas, no aportan absolutamente nada ante una crisis económica que venía de antes y que ha sido profundizada por la pandemia.

Los hechos en que se fundamenta nuestra posición son públicos. Las declaraciones de voceros y dirigentes de gremios empresariales exigiendo la adopción por parte del Gobierno de medidas contrarias a los derechos básicos de los trabajadores: desregulación y flexibilización del Código de Trabajo.

Estas medidas ya son una realidad para los trabajadores panameños. Sin embargo, el Gobierno nacional, con sus acciones y omisiones, desde un principio puso en cuestionamiento la legitimidad del esfuerzo tripartito, ya que aprobó decretos y resoluciones ilegales e incluso inconstitucionales, todo siempre en beneficio de los empresarios.

Ante esta situación, no podemos menos que denunciar al país la falta de compromiso político y disposición de parte del Gobierno, en la adopción de medidas en favor de los trabajadores, a quienes desde ya amenazan cuando expresan que, con independencia de los resultados de la Mesa Tripartita, el Ejecutivo impondrá medidas que afectan los derechos y conquistas de los trabajadores, al afectar derechos como: vacaciones, décimo tercer mes, horas extras, jornadas de trabajo, contratos suspendidos y vigencias y aplicación de convenciones colectivas.

Por la responsabilidad histórica que Conusi tiene con la clase trabajadora, por el respeto a nuestro pueblo, anunciamos nuestro retiro de la Mesa Tripartita, donde el Gobierno y los empresarios, que poco han aportado, sabían que nunca se llegaría a acuerdos, porque las decisiones fundamentales de la llamada “nueva normalidad”, igualmente excluyente, se han tomado y siguen tomándose en otras esferas.

Secretario general de Conusi-Frenadeso.